+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CARTAS AL DIRECTOR / SENTENCIA DEL SUPREMO

15 años

 

Antonio José Jiménez Fonseca / Villafranca
26/06/2019

15 años, eso es lo que les ha caído a los cincos miembros de la tristemente conocida, como La Manada, por la violación de una joven, en los Sanfermines del 2016. El Tribunal Supremo no solo ha aumentado la pena a estos desgraciados, sino que también le ha enmendado la plana y bien enmendada al Tribunal Superior de Justicia de Navarra y a la Audiencia de esa localidad. Este caso en concreto me recuerda a un caso de violación en el año 1997, en la localidad de Monturque, en donde un padre había estado violando reiteradamente a su hija de 10 años, durante años. Y digo que me recuerda, porque el citado sujeto en cuestión, cuando recurrió al Tribunal Supremo, este le elevó la pena dos años más, con lo cual se le quedó en 23 añitos de nada. Y yo me enteré de todo ello leyendo la noticia en la prensa, pero claro, el acusado tuvo la inmensa desgracia de que me tocó a mí instruir las diligencias y llevar a cabo la investigación de los hechos. Volviendo al tema que nos ocupa, no puedo por menos que alabar la decisión del Supremo.

Y ahora también me estoy acordando del magistrado del tribunal de Navarra que quiso dejar en libertad a estos cobardes violadores, y me estoy refiriendo a Ricardo González. Soy poco partidario de juzgar a la gente por su aspecto, pero cuando vi al personaje en cuestión, por televisión, el cual junto con otros jueces dictaron sentencia sobre este caso, sentí verdadera repugnancia, no ya solo por su aspecto, sino por los comentarios tan machistas y degradantes, que el mismo vertió en dicha sentencia. Y comprobé hasta qué extremo puede llegar el machismo en un hombre, y si este es juez, peor aún.

Se ha hecho justicia, y para mí que han sido todavía pocos años, yo de ser magistrado hubiese impuesto la pena máxima que me permitiese la ley para esta clase de delitos. Ya esta bien de que gentuza como los miembros de La Manada (por cierto uno de ellos todavía guardia civil), para satisfacer sus deseos más bajos, agredan de la forma que lo hicieron a una pobre chica totalmente indefensa y encima un magistrado que tendría que estar criando ovejas, hiciera unos comentarios tan vejatorios sobre la pobre víctima. Pero por lo menos el Supremo ha puesto a este personaje en su sitio.

Temas relacionados
 
Opinión

Jugar con el límite

José Juan Luque

Celebrar la vida

Lola Alonso del Pozo

Re-Mi-Do-Do-Sol

Carlos Miraz

La pérdida de la inocencia

LUIS Galán Soldevilla

Help

María Jesús Monedero

Tiranía de las mentiras

Antonio González Carrillo

Malabares con platos chinos

Mercedes Valverde Abril

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Un agradecimiento a la solidaridad desde el sur

La carta relata el movimiento de apoyo surgido de personas voluntarias que se han ido ofreciendo a ...

CARTAS AL DIRECTOR

Al doctor Juan Ballesteros Rodríguez

Muy querido don Juan: Sé que entiende lo que pasó ayer por mi cabeza, cuando leí su comunicado en ...

CARTAS AL DIRECTOR

Hoy hemos tenido un sueño

Hola familias, hoy hemos tenido un sueño. Nuestro reloj ha sonado como cada mañana. Hemos tomado ...

CARTAS AL DIRECTOR

Los grandes olvidados del covid-19

La pandemia del coronavirus marcará un antes y un después en la historia de España y en los ...