+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

RAFAEL LLAMAS SALAS. ALCALDE DE MONTILLA

«Hay razones sobradas para ser optimistas»

El primer edil comparte sus impresiones sobre el primer año de mandato en solitario y sobre las consecuencias del covid-19

 

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas. - JOSÉ ANTONIO AGUILAR

L.C.M. MONTILLA
22/07/2020

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha querido compartir con los lectores su balance del primer año de mandato y sus impresiones sobre la pandemia del covid-19.

-Acaba de cumplirse un año del actual mandato tras las últimas elecciones que otorgaron la mayoría absoluta a su candidatura. ¿Qué valoración hace?

-La ciudadanía nos encargó hace justo un año la tarea de continuar avanzando en el proyecto de transformación de nuestra ciudad, que este Gobierno puso en marcha en el 2015, y en esa línea se elaboraron los Presupuestos municipales para el 2020. Pero la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo y la crisis económica a la que estamos haciendo frente han trastocado todas las previsiones y nos han obligado a rediseñar medidas para solucionar problemas nuevos que requieren atención inmediata. Y, todo ello, sin dejar de dar pasos hacia adelante en la construcción del modelo de ciudad en el que creemos, para el que nos ha elegido la gente y por el que nos sentimos comprometidos. En esta complejidad, fruto de las circunstancias, es en la que nos encontramos.

-Y dadas estas circunstancias en las que nos encontramos, ¿cabe optimismo de cara al futuro inmediato?

-Hay datos objetivos y razones sobradas para ser optimistas. Por poner un símil deportivo, estamos con esa sensación de un equipo de fútbol que está jugando una final, controlando el partido con ventaja sobre el contrincante, viendo que el encuentro se desarrolla según lo planeado y, de manera inesperada, encaja varios goles y hay que cambiar radicalmente de táctica para lograr la remontada y darle la vuelta al marcador, porque la victoria está al alcance de la mano. Ese espíritu de remontada se percibe en Montilla y el pulso diario de la ciudad lo confirma. Otro dato a favor es que también nuestro Ayuntamiento reaccionó desde el primer momento para aplicar los necesarios cambios en el programa de gobierno con los que dar respuestas a las nuevas circunstancias.

-¿Cuáles son las directrices que están marcando esos cambios en el programa de gobierno?

-La reactivación de la economía local y el incremento de la protección social son las dos líneas que, paralelamente, desde el pasado marzo y de manera plena, marcan el programa de gestión de este Gobierno municipal. Se trata de una amplia, variada y diversa batería de medidas que hemos programado y estamos coordinando en un plan multidisciplinar de actuación que hemos denominado Remontamos y que implica a todas las áreas de gestión municipales.

-¿Cuáles son los principales objetivos del Plan ‘Remontamos’?

-Se trata de un proyecto de planificación de la reactivación socioeconómica y de la generación de empleo en Montilla basado en un apoyo decidido y eficaz a las empresas y a los trabajadores autónomos afectados por el impacto de la crisis económica que la pandemia nos ha dejado como secuela. Paralelamente, integra un conjunto de medidas de protección social para atender a las familias que la crisis ha dejado en situación de vulnerabilidad. A tal efecto, el equipo de gobierno ha puesto la totalidad del Presupuesto municipal a disposición del cumplimiento de este programa, al tiempo que está garantizando la calidad de los servicios públicos municipales y reforzando las prestaciones sociales.

-¿Qué medidas urgentes podría destacar dentro del Plan?

-Como medidas urgentes, se adoptan rebajas de impuestos, eliminación de tasas, aplicación de bonificaciones y una adaptación del calendario fiscal para reducir la carga tributaria a los autónomos y a las empresas afectadas por la crisis. También se pone en marcha un sistema de mecanismos y canales de información y asesoramiento a la ciudadanía en general y al sector empresarial en particular para agilizar la reactivación económica. Por otra parte, se concentra un importante volumen de financiación para actividades de promoción y desarrollo del comercio, la hostelería y el turismo, dado que estos sectores son muy importantes para la economía de Montilla.

En lo que respecta a la protección social, también con carácter de urgencia se ha multiplicado por ocho el importe de la financiación de los programas de Ayudas Económicas Familiares, Ayudas de Emergencia Social y Ayudas de Urgente Necesidad; se ha incorporado el sistema de Tarjeta Solidaria para adquisición de alimentación y productos de primera necesidad por parte de las familias en situación de vulnerabilidad y se han agilizado los procedimientos administrativos para hacer inmediata todo tipo de ayuda.

-¿Cómo se está llevando a cabo todo este proceso?

-Estamos activando mecanismos para que el Ayuntamiento esté en permanente contacto con el tejido socioeconómico de la ciudad y estableciendo canales fluidos de comunicación y diálogo para atender las peticiones, sugerencias y aportaciones de empresas, trabajadores autónomos, asociaciones, partidos políticos, sindicatos, ciudadanos a título individual y también de personas expertas que están aportando experiencias que pueden ser positivas para Montilla.

-¿Qué papel están jugando los grupos políticos de la oposición?

-Estoy convencido de que la inmensa mayoría de vecinos coincidimos en que, por el bien de Montilla, hay que aparcar los partidismos en política, hay que sumar fuerzas desde todos los sectores de la sociedad, hay que entender que tanto el Gobierno municipal como los grupos de la oposición tienen que colaborar por el bien común y no hay que escuchar a los que quieren poner obstáculos crispando, confundiendo y enfrentando a unos contra otros.

-¿Valora, por tanto, la aportación del resto de fuerzas que conforman la Corporación municipal?

-Mi propósito como alcalde es que la vida política de la ciudad vaya en esta dirección, que considero la correcta. En este sentido, agradezco a los grupos políticos de la oposición la lealtad institucional que están manteniendo y he de reconocer que el comportamiento de todos los grupos políticos de la Corporación es un buen reflejo de alto grado de nivel democrático de nuestra ciudadanía.

Temas relacionados