+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Ayuntamiento flexibiliza las medidas de lucha contra el coronavirus

Un nuevo decreto ordena la reapertura de los mercadillos al 50 por ciento y el cierre de todas las terrazas a partir de la medianoche

 

Un momento de la rueda de prensa ofrecida por el alcalde, Juan Pérez, junto a la concejala delegada de Salud, Carmen Gallardo. - J.A.F.

JUAN A. FERNÁNDEZ LUCENA
22/10/2020

El Ayuntamiento de Lucena publicó días pasados un nuevo decreto municipal que viene a relajar las restricciones vigentes en la ciudad con el objetivo de seguir avanzando en la contención de la propagación del coronavirus salvaguardando la «seguridad» de la localidad. El alcalde, Juan Pérez, ha informado que «este viene a situar a la localidad en un escenario diferente al de las últimas semanas a tenor de las estadísticas de contagios publicadas por la Consejería de Salud, que por primera vez desde el pasado 17 de septiembre arrojan para Lucena una tasa acumulada de incidencia del covid a 14 días por debajo de los 500 casos». Apunta que «Lucena evoluciona hacia una curva de contagios decreciente y tendente a cifras cercanas a la media provincial y regional», y añade que «aun así, adoptamos nuevas medidas como respuesta a una fase de la pandemia que continúa siendo preocupante desde el punto de vista sanitario».

El nuevo decreto municipal insiste en la recomendación a la ciudadanía de evitar la concentración de personas en espacios públicos, por lo que se impone la prohibición de permanecer y concentrarse en la vía pública y aquellas zonas privadas de acceso y concurrencia pública entre las 0.00 y las 7.00 horas. El levantamiento de las disposiciones más restrictivas hasta ahora vigentes beneficia principalmente a bares y restaurantes con veladores, que pueden ampliar hasta el 75% el número de mesas y sillas tanto en las terrazas situadas en dominio público como en espacios privados. Además, se fija para todos los establecimientos, con independencia de su ubicación, como hora de cierre de las 1 de la madrugada como máximo, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de la medianoche, si bien las terrazas deberán estar cerradas a las 0.00 horas.

Las otras grandes novedades se sitúan en el ámbito de los mercadillos, que recuperan su actividad al 50% de su aforo habitual, tanto en número de puestos como de personas usuarias, y en las instalaciones deportivas municipales, donde se reactivan las actividades individuales al aire libre y las autorizaciones para entrenamientos de los clubes federados siempre que se haya realizado a los deportistas algún tipo de test. En cambio, el ejercicio físico en espacios cubiertos seguirá suspendido y los partidos se celebrarán a puerta cerrada. El nuevo decreto permite a la Escuela Municipal de Música y Danza reiniciar su labor docente de forma presencial, suspendida desde el pasado mes de marzo. En primer lugar, se retoman las clases de carácter individual, y las actividades culturales, turísticas y de ocio organizadas por las concejalías podrán llevarse a cabo solo al aire libre con la limitación de un tercio del aforo. Sin novedad se mantiene la atención a personas mayores y vulnerables a través de los teléfonos, la limpieza y desinfección extraordinaria de calles y espacios públicos, la prohibición del uso de los merenderos y las pistas deportivas de barrios, y el cierre de la Biblioteca, que solo permanece abierto el préstamo de libros, y museos. Pérez dijo que «mantenemos nuestras tres prioridades: salud pública, economía y consenso», remarcando «la responsabilidad a la que nos debemos» como factor clave en la adopción de medidas, «incluso de aquellas que nunca nos hubiera gustado tomar, pero lo preferente en esta crisis es la salud de las personas y quien no lo vea así, se equivoca». Abundó en «el reconocimiento que se debe mostrar hacia los sectores económicos como el hostelero, los mercadillos y el comercial, más afectados por esta crisis y que hacen un esfuerzo por mantener sus negocios como lo que son, establecimientos seguros, referencia para la comarca y el sur de Córdoba».