+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Tranquilos, ya estamos salvados

 

Antonio Ruiz Palma / Santaella
08/09/2018

Recientemente nos ha visitado a Andalucía el nuevo Presidente del PP, Sr. Casado, anunciándonos su nuevo proyecto, que es el de Juanma, el del cambio (anda que no están vistos con lo del cambio), y del cual nadie sabe nada. Habrá que ver el proyecto de estos caballeros, uno licenciado en Protocolo y el otro con no sé cuántos másteres al parecer fantasmas colgados en la pared de su despacho.

Cada vez que viene un alto mandatario, Juanma recurre a la misma coletilla, siempre diciendo lo mismo desde que puso los pies en esta bendita tierra que no es la suya, pues Juanma es catalán: el bipartito con Ciudadanos permitiendo 40 años de corruptelas, lo de los 741 millones de los ERE, el millón de parados, las tarjetas black usadas en burdeles, etcétera. Todo, es cierto, deleznable, pero este Juanma Moreno no se explica cómo puede sacar pecho, cuando en primer lugar aquí no hay bipartito, hay un partido que hasta la fecha ha apoyado al PSOE, el mismo que apoya al PP en Madrid y Murcia, donde no hay corruptelas, hay corrupción pura y dura. Lo de los ERE, que es una cifra cuantiosa, lo supera claramente un solo caso de corrupción en el PP de Valencia, Imelsa, con más de mil millones de euros. Sería interminable citarlos todos, lo del millòn de parados es simplemente mentira, este ínclito personaje no sabe ni los parados que hay en Andalucía desgraciadamente, pero bastantes menos de ‘su’ manido millón, y para acabar, le invito a Juanma a que nos cuente como fue lo del edil del PP en Mallorca, un tal Rodrigo Santos, que fue enjuiciado por gastar con una tarjeta del Ayuntamiento cincuenta mil euros en locales de alterne gay, y otros dos ediles del PP que frecuentaban burdeles por cuenta de un empresario al que ‘beneficiaban’ con adjudicaciones a dedo. Señor Moreno Bonilla, ya lo dijo San Jacobo, mientras más grande...