+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CARTAS AL DIRECTOR / CAZA

Salta la liebre

 

Manuel Márquez, El Maleno, El Jaro y el Columbo. -

Manuel Márquez Jiménez, aficionado de Montilla
14/12/2019

Llevamos dos años que no la vemos saltar como antes, debido a la mixomatosis, que ha mermado la población. Esta especie (Lupus Ibérica) es como el jamón ibérico, patrimonio nuestro. A este grupo le estimula buscarla, la edad no es inconveniente, tenemos de media 72 años. Pateamos los terrones durante las cuatro horas para verla, en la cama, dispuesta a saltar y batir su propia marca. En la actualidad, salimos a cazar y en ese tiempo vemos una o ninguna, siempre con la esperanza de que donde menos se piensa, ¡salta la liebre! Hace 50 años este mismo grupo salía al campo y no veíamos ninguna. En aquel tiempo eramos furtivos, porque cotos no había y durante todo el año teníamos los perros sueltos y había que traer carne a casa. Este comportamiento mermaba la liebre. A partir de los 60-70 vemos como el campo se acota y se establecen normas y mejoras, de tal manera que estos mismos cazadores salían y en esas mismas cuatro horas se veían 20 liebres. Dentro de las normas, se usa la traílla, para soltar dándole ventaja a la liebre.

Vivimos unos tiempos donde el contacto con la naturaleza es poco. Si no pateamos la tierra, no apreciamos su población y vemos la realidad. Este grupo es fiel a las  costumbres de antaño y ven como sus perros participan del momento, antes de que salte y si salta, vemos la calidad de la liebre, por su velocidad.

De casta le viene al galgo.

La campiña Sur de Córdoba está plantada de olivos y viñas. En el 98 visité la cuadrilla de Pepe El Maleno, aperaor y manigero de cuadrillas que superaban los 50 trabajadores. Galguero por excelencia y por casta. Hablamos de viñas y de galgos. En las viñas no se veían las liebres correr y por ello, los montillanos nos asociamos a cotos de Sevilla. La década de los 90 eramos temidos por la afición andaluza, siendo varias veces campeones de Andalucía y en el 97 campeones de España. Digamos que de la adversidad, salen los campeones.

La semana pasada salimos a cazar y durante las cuatro horas, no saltó la liebre. La conversación estaba viva y como no saltó la liebre, sí saltó el comentario de ese americano o de donde sea llamado Donald Trump, que nos recordó las películas del oeste, El Bueno, el Feo y el Malo. Al cual le hicimos una comparativa.

El Bueno, como que no.

El Feo, no lo apreciamos.

El Malo no... Malísimo.

En realidad disfrutamos de la conversación. Y lo que si me hubiera gustado ver, es cómo salta la libre y se le iba a los galgos, del Maleno y del Jaro... esto daría que hablar todo el año.