+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CARTA ILUSTRADA

La pregonera de Córdoba

 

Magdalena Entrenas, durante el pregón del Mayo Festivo. - A.J. GONZÁLEZ

Con la soltura que le otorga su acreditada práctica en el foro, la abogada Magdalena Entrenas Angulo ha exaltado el Mayo de Córdoba con un pregón en el que la mujer cordobesa ha protagonizado su exposición de la mano de relevantes, aunque algunas poco conocidas, figuras históricas femeninas de diferentes periodos, desde Helvia, la madre de Séneca, natural de Arjona pero que vino a casarse a la romana Córdoba patricia donde vivió, pasando por la princesa Wallada de la etapa cordobesa andalusí, hasta la académica María Isidra de Guzmán y de la Cerda, marquesa de Guadalcázar en la etapa ilustrada, primera mujer doctora en Filosofía y Letras por concesión universitaria a propuesta real, sin olvidar a mujeres que como Hipatia, Simone de Beauvoir o Frida Kahlo entre otras muchas, aportaron su talento y conocimientos al progreso de la sociedad.

Magdalena Entrenas desgranó un pregón documentado, íntimo y diferenciado, en el que no faltaron alusiones a sus recuerdos en esa Córdoba apacible y recoleta de su infancia y juventud, que dio paso a su comprometida y resuelta dedicación a la abogacía.

Un pregón que representa a la mujer cordobesa de nuestro tiempo, intercalado con intervenciones musicales de la Academia de Queco, al tiempo que recibió el broche de oro con la actuación de la bailaora Alicia Sánchez, del cantaor Miguel del Pino y la guitarra de Juanma El Tomate, que aportaron la nota flamenca a un brillante preludio de nuestro Mayo en Córdoba, que con este pregón transmite una sinfonía de esencia genuinamente cordobesa.

* Cronista de la Ciudad / Córdoba

Temas relacionados
 
   
1 Comentario
01

Por ACastroG 12:39 - 25.04.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El pregón fue emotivo, bonito y hasta brillante. Bien desarrollado y con una gran pulcritud en la lectura. Ensalzó a nuestra ciudad en toda su grandeza histórica y retrató su mes de MAYO con bellas palabras que engrandecen nuestras fiestas por excelencia. Pero, en mi opinión, adoleció de parcialidad en cuanto a la rememoración de los personajes que han hecho más grande a nuestra Córdoba- Porque además de todas esas grandes mujeres, han existido hombres que igualmente han contribuído a dicha historia. No hubiera estado mal que, aunque prevalecieran las mujeres sobre los hombres, hubiera hecho alguna mención al otro sexo, porque al no hacerlo dio la sensación de parcialidad y se advirtió en exceso su feminismo.