+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CARTA ILUSTRADA

La censura de Jimmy Jump

 

La sala Orive. - FRANCISCO GONZÁLEZ

Ángel M. Ortiz González / Córdoba
09/11/2018

Me gustan Rubén Amón, Luis Francisco Esplá y Víctor J. Vázquez. Son difíciles de encorsetar, tienen desafección al etiquetado, desclasados y tienen sensibilidad, artística, humana, y formación. He aprendido de ellos hasta alcanzar el clímax de la identificación. Qué gusto da la ausencia de estereotipos, del fordismo en cadena, de lo mesiánico. Pues los tres se juntaron el 25 de octubre pasado en Córdoba, en nuestra hermosa Sala Orive. A hablar de toros y su aroma actual a contracultura.

Hablaba Amón del animalismo actual cuando una persona furiosa interrumpió con un sonoro «mentira». Miré hacia atrás y pude comprobar que difícilmente era vegano. Una camiseta-eslogan a lo Gabriel Rufián y un speech desde el patio de butacas sin levantar la mano unido a miradas de desdén a los que allí estábamos. No había duda, estábamos ante un antitaurino censurador haciendo cosas de antitaurino censurador vestido de antitaurino censurador. No era la primera vez que vivía algo parecido. Hace dos años, en la Facultad de Filosofía, fueron 40. Era la ola de la generación escrache y la tauromaquia no es mainstream. Una vez apaciguada la cosa aprendió --aunque canoso, hay ciertas cosas complejas que cuesta aprender-- a levantar la mano en el turno de preguntas y volvió a su soliloquio. Obviamente, el personal, con cómico hartazgo, se levantó y se fue a cenar a su casa.

Hoy me hacen llegar una Carta ilustrada de este hombre en este diario. Como si Jimmy Jump hubiera hecho una crónica cuando reventó el Eurovisión aquel del Algo pequeñito. ¿Se imaginan? Rasco un poco en su LinkedIn y me encuentro con que cuenta «por decenas» los «cursos, seminarios y congresos» a los que ha asistido. Además ha dado charlas a alumnos de 6ª y 5ª de Primaria a través de la Cátedra de Bienestar Animal de la UCA. Qué fácil. Allá donde no te gritan con rabia «mentira» y te educan para que levantes la mano. Donde mejor cala un dogma. Pero esto no es proselitismo.

No le contesto a su parecer --recuerde, su parecer-- acerca de dar muerte litúrgica a un animal. Sería largo y sus modales no me animan a ello. Su opinión la respeto y el fondo lo comprendo. Su sensibilidad lastimera no la comparto. Su ánimo lo cuestiono. Su intolerancia la intolero. Y me intolera, señor Luna Murillo.

   
2 Comentarios
02

Por vetman 12:24 - 09.11.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

tampoco dice el señor Ortíz que quien estuvo allí es veterinario y etólogo que es miembro de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal , que se encarga de hacer informes no solo sobre el sufrimiento de los toros en espectaculos taurinos sio también desmontarles con argumentos científicos todas las mentiras sobre la economía, la extinción d e la raza, el sostenimiento de las dehesas, los fraudes que cometen y que puso a disposición de todos los presentes. Yo no le escuché a usted quejarse seguramente estaba acojonado o por mi presencia o porque lo que dije es tan cierto como que la tauromaquia es violencia.Yo respeto su opinión y me gusta que me busque en las redes , yo tampoco le tolero a un taurino que me cuente pseudociencias sobre el aguante del dolor y el sufrimiento del toro porque los estudios lo dicen.otra cuestión es que a usted y los que alli estabanh les complaciera que les dijeran que el toro no sufre para librar sus conciencias litúrgicas.

01

Por vecino 8:47 - 09.11.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Si hay una libertad que no está en peligro es la que ejercen Bolsonaro y Trump: la de ofender a los débiles, los raros, los marginados. El señor Luna intervino en la conferencia cuando un ponente presentó un estudio basado en pseudociencia y que concluía que los toros no sufren cuando se les maltrata y tortura. Dicen que los toros no sufren Que cada vez que salen al ruedo, lo hacen voluntariamente y con ganas, felices por los 90 minutos de diversión que van a regalar a su público.Que cada estocada es un pinchacito de placer. Que cada oreja arrancada es una contribución a la causa. Que la sangre simboliza su amor por la tradición. Y que aceptan sin rechistar el que sus hijos se dediquen al negocio familiar.