+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El sur de Europa reclama a toda la UE compartir el coste migratorio

La toma de posición augura un pulso con los países del bloque de Visegrado. Los siete mandatarios del grupo EUMed piden una reforma del sistema de asilo

 

Trump, junto a miembros de su gabinete, en la Casa Blanca, ayer. - REUTERS / JONATHAN ERNST

Foto de familia de los siete mandatarios del EUMed, ayer en Roma - EFE / ALESSANDRO DI MEO

IRENE SAVIO
11/01/2018

Los países de EUMed -organismo regional europeo que reúne a Italia, Francia, España, Chipre, Malta, Grecia y Portugal- reivindicaron ayer en Roma «máxima solidaridad» y «decisiones firmes» para que «el peso» de la inmigración sea compartido a nivel comunitario. El anuncio supone una clara toma de posición de este bloque ante el próximo Consejo Europeo de marzo, una cita en la que se prevé una confrontación con el Grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia), el club que aglutina a algunos de los países de la UE más reacios a la acogida de inmigrantes.

«Es necesario que haya solidaridad. Tenemos que tener un dictamen común sobre el asilo y debemos ver cómo manejar el acuerdo de Dublín», dijo el presidente francés, Emmanuel Macron, en referencia al pacto europeo según el cual, en la actualidad, los refugiados deben solicitar asilo en el primer país de la UE que pisen y que los países del sur piden que se reforme. «Somos un grupo de países con fortísimas posiciones comunes sobre el futuro de Europa», añadió el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni. «Ninguna unión puede alcanzarse si hay países que empujan hacia el lado contrario», agregó Alexis Tsipras, el primer ministro griego.

El encuentro, el cuarto desde que se creó el EUMed en el 2016, sirvió para aprobar una declaración conjunta por la que los países miembros del grupo han pedido concretamente «un esfuerzo decidido» para construir un «nuevo y justo» Sistema Europeo de Asilo Común (CEAS), que respete «los principios de responsabilidad y solidaridad, especialmente hacia estados miembros de primera línea».

Además, se solicita que la UE «continúe con la financiación» del fondo fiduciario de la UE para África y proceda a «la plena implementación de la Declaración UE-Turquía». Ambos peticiones apuntan a llevar adelante una política migratoria que incluye medidas para la financiación a los países de origen o tránsito de los inmigrantes, sumadas a mayores restricciones en las fronteras externas de la UE.

Pese a lo simbólico del acto -EUMed es un organismo de carácter informal, y excluye a Croacia y Eslovenia- esta declaración constituye además un toque de atención al venir de un organismo compuesto por siete países del sur y centro de Europa que representan una población de más de 197 millones de ciudadanos y el 47% del presupuesto europeo.

Según indicó el anfitrión, Paolo Gentiloni, la reunión también ha servido para consensuar posiciones para avanzar hacia una estrategia común de cara a las negociaciones sobre una mayor integración económica de la eurozona. «Completar y fortalecer la unión bancaria es una prioridad», escribieron los líderes europeos. «Debe establecerse lo antes posible un respaldo común al Fondo Único de Resolución y al Sistema Europeo de Seguro de Depósitos, de acuerdo con la necesidad de combinar los objetivos de distribución y reducción de riesgos», añadieron, en referencia a uno de los mecanismos en estudio para atajar futuras crisis económicas.