+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRISIS EN UCRANIA

El parlamento destituye a Yanukóvich y convoca elecciones

El presidente había denunciado un golpe de Estado y había afirmado que no dimitiría

 

EFE / Kiev
22/02/2014

La Rada Suprema (Parlamento) ha destituido al presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, a causa del "abandono de sus funciones constitucionales" y ha convocado elecciones presidenciales anticipadas para el próximo 25 de mayo.

La destitución del jefe de Estado ha sido aprobada por unanimidad (328 votos a favor por cero en contra) por "violaciones masivas de los derechos humanos" y por "desvincularse de sus deberes constitucionales" al negarse a ratificar con su firma las enmiendas legales acordadas ayer con la oposición para frenar el derramamiento de sangre en Kiev.

Yanukóvich había denunciado hoy que los últimos acontecimientos que han tenido lugar en este país son un golpe de Estado y había afirmado que no dimitiría. Yanukóvich ha hecho las declaraciones en una entrevista concedida al canal de televisión UBR. El presidente ucraniano abandonó Kiev la noche del viernes para viajar a la ciudad oriental de Járkov, donde se reunirá con los diputados de las regiones prorrusas del este del país.

Kiev, en manos de la oposición

Mientras, manifestantes opositores ucranianos controlan toda la ciudad de Kiev, incluidos los accesos a los edificios de la Administración estatal, vigilados por las llamadas autodefensas del Maidán (movimiento popular de protesta contra el presidente Víktor Yanukóvich), según la agencia Efe. Las autodefensas del Maidán, hasta el viernes punta de lanza en la resistencia armada contra antidisturbios y tropas del Ministerio de Interior, comparten este sábado con la policía la vigilancia de la Administración del presidente en Kiev, la sede del Gobierno y la Rada Suprema (Parlamento).

Las calles Grushevki e Institútskaya, que prácticamente delimitan el llamado barrio gubernamental de Kiev y en las que se produjeron la mayoría de las muertes en los trágicos disturbios de esta semana, han amanecido hoy más apacibles que nunca. Por primera vez en casi tres meses, las fuerzas de seguridad se han retirado de todos los edificios oficiales, incluso de la residencia presidencial de Mezhigorie, en las afueras de Kiev, custodiada ahora por la guardia privada del inmueble y las autodefensas del Maidán.

En Mezhigorie, la guardia de la residencia, que vigila el acceso junto a varios activistas del Maidán, ha indicado que el inmueble, propiedad de uno de los miembros del entorno del presidente, podrá ser visitado libremente por el público. Decenas de ciudadanos se han acercado a la residencia presidencial a la espera de que abran el acceso a su interior.

80 fallecidos

Un día después de la firma del acuerdo de paz entre Yanukóvich y los líderes de la oposición parlamentaria, la sensación de ingobernabilidad se ha instalado en toda la capital ucraniana, que ha quedado a merced de civiles pertrechados con cascos, escudos, barras de hierro y bates de béisbol.

El ambiente en Kiev es de absoluta apacibilidad y sobre todo tristeza por los al menos 80 fallecidos entre los pasados martes y jueves, cuando la violencia volvió con toda su crudeza a la capital. Muchos kievitas han vuelto hoy a pisar el centro histórico de su ciudad por primera vez en varias semanas.

La diputada y asesora del jefe del Estado, Anna Guerman, en declaraciones a la agencia local UNN, ha asegurado que el presidente hablará hoy a la nación por televisión desde esa ciudad. Guerman ha intentado así desmentir los rumores, esgrimidos incluso en la sesión urgente de hoy de la Rada Suprema (Parlamento), de que Yanukóvich había huido de la capital ucraniana.

Dimite el presidente del Parlamento

Mientras, el presidente de la Rada Suprema de Ucrania, Vladímir Ribak, ha dimitido hoy de su cargo por motivos de salud. La dimisión de Ribak ha sido anunciada por el vicepresidente del Parlamento, Ruslán Koshulinski al comienzo de la sesión extraordinaria que celebra desde las 10.00 hora local (08.00 GMT) y a la que no ha acudido el veterano político ya dimitido.

El pasado martes, mientras empezaban los disturbios en las calles de Kiev y la Rada se reunía en una sesión ordinaria poco después de aprobar una ley de amnistía, Ribak sufrió un ataque de hipertensión y tuvo que ser atendido por los médicos en la misma sede del Legislativo. También ha dimitido de su cargo el vicepresidente primero de la Rada, Igor Kalétnik, ha anunciado Koshulinski.

En las últimas horas, decenas de diputados del gobernante Partido de las Regiones (PR) han abandonado la formación de Yanukóvich y se han mostrado dispuestos a cooperar con la oposición para la creación de un gobierno de unidad nacional. El partido opositor UDAR (Golpe), liderado por Vitali Klitschkó, ha anunciado hoy que presentará en la Rada una resolución que exigirá la dimisión de Yanukóvich, lo que permitiría la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas.

"A día de hoy, en Ucrania el único órgano legítimo de poder es la Rada Suprema", ha proclamado Alexandr Turchínov, uno de los dirigentes del principal partido opositor, Batkivschina (Patria).

La seguridad de Yanukóvich

El ministro de Exteriores de Polonia, Radoslaw Sikorski, ha asegurado hoy durante una conferencia de prensa en Varsovia que el acuerdo en Ucrania no contemplaba garantías de seguridad para Yanukóvich. Sikorski ha criticado a aquellos grupos radicales en Ucrania que buscan la capitulación de Yanukóvich con la amenaza de alzarse en armas contra las autoridades y ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional que deje que sean los propios ucranianos los que decidan su futuro.

Tras el acuerdo alcanzado el viernes para frenar la violencia armada en Kiev, la Rada ha acordado hoy ordenar la liberación de la encarcelada exprimera ministra Yulia Timoshenko, enemiga acérrima de Yanukóvich. También destituyó de manera fulminante al ministro del Interior, Vitali Zajárchenko, acusado por la oposición de ordenar en noviembre la represión violenta de las manifestaciones pacíficas.