+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Estado de emergencia

Más de 700 muertos en el sur de África por el paso del ciclón Idai

Este ha sido uno de los peores eventos que ha golpeado a Mozambique, Malaui y Zimbabue y la cifra de víctimas puede aumentar

 

Las personas buscan refugio tras el paso del ciclón Idai en Mozambique. - REUTERS

EL PERIÓDICO
25/03/2019

Mozambique notificó decenas de muertes en las últimas horas como consecuencia del paso del ciclón y las inundaciones en el sur de África, que han dejado hasta ahora un saldo de al menos 732 fallecidos y miles de personas con una necesidad imperiosa de ayuda, muchas de las cuales están refugiadas en techos y árboles.

El ciclón Idai azotó la ciudad portuaria mozambiqueña de Beira con vientos de hasta 170 kilómetros por hora la semana pasada. Posteriormente se trasladó tierra adentro a Zimbabue y Malaui, inundando vastos sectores y devastando hogares, provocase que el número de muertos en Mozambique aumentase de 242 a 417, según el ministro de Tierras y Medio Ambiente, Celso Correia.

LOS MUERTOS SE ACUMULAN

“La situación está mejorando, sigue siendo crítica, pero está mejorando”, dijo Correia a periodistas en el aeropuerto de Beira, que se ha convertido en un centro de operaciones de ayuda. La tormenta también mató a 259 personas en Zimbabue, mientras que en Malaui 56 personas murieron a raíz de las fuertes lluvias registradas antes del paso de Idai.

En los tres países, los supervivientes han estado excavando entre los escombros para buscar víctimas y luchando por conseguir refugios, alimentos y agua, mientras los gobiernos y los organismos internacionales buscan canalizar la ayuda.

“Toda nuestra comida se mojó, no sabíamos a dónde ir con los niños. No tenemos nada”, dijo Mimi Manuel, una madre de 26 años que perdió su hogar, mientras estaba sentada en el piso de un improvisado refugio en una escuela primaria en Beira.

EL RESCATE DE LAS VÍCTIMAS

El ministro de Mozambique dijo que unas 1.500 personas necesitan ser rescatadas inmediatamente de los tejados y los árboles, mientras que helicópteros y barcos han estado trasladando a la gente a zonas de seguridad. La oficina humanitaria de Naciones Unidas advirtió que podrían producirse más inundaciones a medida que las represas cercanas comenzaban a llenarse, amenazando con desbordar nuevamente los ríos Buzi y Pungwe.

“Tendremos que esperar hasta que disminuya el nivel de las aguas para conocer el número de víctimas total en Mozambique”, dijo el coordinador de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA, por sus siglas en inglés), Sebastian Rhodes Stampa.