+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SUCESOS

Insurgentes atacan y se atrincheran en el Hotel Intercontinental de Kabul

 

Insurgentes atacan y se atrincheran en el Hotel Intercontinental de Kabul -

EFE
20/01/2018

Cuatro insurgentes atacaron hoy de nuevo el lujoso Hotel Intercontinental de Kabul, donde cinco personas han resultado heridas, mientras dos de los asaltantes continúan atrincherados en el establecimiento, que ya fue atacado por los talibanes en 2011.

El incidente comenzó sobre las 21.00, hora local (16.30 GMT), cuando unos los cuatro atacantes se inmoló a la entrada del hotel para facilitar la entrada de sus compañeros al recinto, lo que causó un número indeterminado de "víctimas", explicó a Efe el portavoz de la Policía de Kabul, Basir Mujahid.

El Intercontinental se encuentra situado en lo alto de una colina en el oeste de la capital afgana y siempre se mantiene bajo estrecha vigilancia por parte de las fuerzas de seguridad.

Tres horas después del inicio del asalto, pasada la medianoche en Kabul, continúa el intercambio de disparos entre los dos atacantes que permanecen con vida y las fuerzas de seguridad, afirmó la fuente, que indicó que dos helicópteros sobrevuelan la zona.

"El primer piso del edificio de cinco plantas está completamente despejado y el segundo está a punto de ser despejado ahora mismo. Los dos atacantes que quedan con vida se están moviendo entre la tercera, cuarta y quinta plantas", dijo, por su parte, el portavoz del Ministerio afgano del Interior Nasrat Rahimi.

Atrincherados en los últimos pisos del establecimiento, todavía "están resistiendo contra las fuerzas de seguridad", anotó.

Por el momento, cinco personas que se encontraban en la primera y segunda plantas han sido trasladadas a hospitales de la zona.

"Puede que haya muertos en las plantas de arriba, pero no sabemos las cifras", detalló el portavoz.

El hotel, frecuentado por extranjeros y afganos adinerados, a menudo acoge fiestas privadas y eventos oficiales como ruedas de prensa, seminarios y conferencias.

Ya fue objeto de un atentado similar en junio de 2011, cuando murieron 21 personas, entre ellas un piloto español, y la acción se prolongó también hasta altas horas de la madrugada.

El ataque de hace siete años fue reivindicado por los talibanes, pero ningún grupo ha reclamado todavía la autoría de la acción de hoy.

Este es el primer ataque de envergadura en Afganistán desde que el Gobierno retomara hace unos días la posibilidad de unas negociaciones de paz con los talibanes.

La semana pasada, miembros del Gobierno afgano, del Alto Consejo para la Paz de Afganistán y de facciones de los talibanes mantuvieron conversaciones informales en Turquía con el propósito de abrir un proceso formal de paz en el país asiático.

Kabul fue objetivo en 2017 de graves ataques insurgentes.

A principios de mes, once personas, cinco de ellas policías, murieron, y 25 resultaron heridas después de que un atacante suicida detonara los explosivos que llevaba cerca de las fuerzas de seguridad que vigilaban una manifestación en la capital afgana.

A finales de año, 40 personas murieron y más de 30 resultaron heridas en un atentado suicida en la capital contra un centro cultural de la minoría chií que albergaba una madrasa (escuela coránica), una mezquita y las oficinas de una agencia de noticias.

Además, a finales de mayo pasado se produjo en la ciudad el peor atentado en el país desde la caída del régimen talibán con la invasión estadounidense en 2001, cuando un camión cargado de explosivos causó 150 muertos y más de 300 heridos.

Desde el final de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, El gobierno afgano ha ido perdiendo terreno ante los insurgentes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos.