+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

POLÉMICA EN ALEMANIA

Un diputado ultraderechista, multado por un insulto racista contra el hijo de Boris Becker

Miembro de AfD, Jens Maier ha tenido que pagar 7.500 euros a Noah Becker por haberle llamado "pequeño medio negro" en Twitter

 

Noah Becker, la víctima de los insultos racistas del ultra Jens Maier. - ARCHIVO

Carles Planas Bou
03/09/2019

"Pequeño medio negro". Por estas palabras el diputado del Parlamento federal alemán Jens Maier, miembro de la ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD), ha tenido que pagar 7.500 euros al artista Noah Becker, hijo del legendario tenista Boris Becker.

Con esta multa, Maier pone punto y final a una polémica iniciada por él mismo a principios del año 2017 cuando profirió estos insultos racistas a través de su cuenta de Twitter, un mensaje que fue eliminado poco després. Aunque el diputado intentó esquivar su responsabilidad culpando de la publicación racista a uno de sus empleados, al final se ha visto obligado a pagar una multa como compensación por daños y perjuicios.

En un principio, el artista reclamó el pago de hasta 15.000 euros como multa. En enero el Tribunal Regional de Berlín falló a su favor, pero el diputado presentó un recurso que permitió que la cifra fuese rebajada a la mitad.

PASADO DE JUEZ

Becker, de 25 años, le propuso a Maier pagar los 7.500 euros de sanción a una organización benéfica para evitar los litigios, pero ante su negativa, el hijo del tenista llevó el caso a los juzgados. Curiosamente, antes de entrar en política del brazo de la ultranacionalista AfD Maier fue juez.

Ahora, además de la correspondiente sanción, el diputado ultraderechista también ha tenido que abonar de su bolsillo los honorarios del abogado de Becker, Christian-Oliver Moser. Según ha señalado el diario 'Der Spiegel', con este acuerdo entre ambas partes se da por terminada la contienda legal. Para el representante legal de Maier, el eurodiputado ultraderechista Maximilian Krah, cumplir con el pago de la multa era "la opción más inteligente" para evitar un coste mayor.