+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRISIS POLÍTICA EN ALEMANIA

Crisis en el SPD: Schulz renuncia a formar parte del gobierno de Merkel

Las presiones internas tumban al líder del SPD y evidencian la profunda crisis de los socialdemócratas justo antes de votar el acuerdo de Gran Coalición

 

El líder del SPD, Martin Schulz, el pasado 21 de enero. - SASCHA SCHUERMANN / AFP

CARLES PLANAS BOU
09/02/2018

El gobierno de Gran Coalición aún no ha echado a andar y ya se ha visto inmersa en una primera crisis. Este mediodía Martin Schulz ha anunciado por sorpresa que renunciará a ser el nuevo ministro de Asuntos Exteriores de Alemania y que no formará parte del ejecutivo que selló este pasado miércoles con la cancillera Angela Merkel. “Mis ambiciones personales tienen que ir por detrás de los intereses del partido”, ha asegurado el debilitado líder socialdemócrata en un breve comunicado emitido por el SPD.

Según avanza la prensa alemana, la renuncia de Schulz respondería a las fuertes presiones que ha recibido desde dentro de la formación que preside. Además de la fuerte revuelta de las bases que presionan para que se tumbe un acuerdo de Gran Coalición del que reniegan, sus decisiones tampoco han gustado en la cúpula del partido. Especialmente crítico ha sido el antiguo líder del SPD y ministro de Asuntos Exteriores en funciones Sigmar Gabriel, quien esta misma mañana ha acusado al partido de serle desleal por dejarle sin cargo alguno en el nuevo ejecutivo. Conocidos por tener una estrecha amistad, Gabriel ha visto ahora en el gesto de Schulz una puñalada por la espalda.

"Debates personales"
En el texto emitido por el SPD, Schulz hace referencia indirectamente a ello. “Espero que los debates personales dentro del partido hayan terminado”, ha apuntado. El debilitado líder socialdemócrata temía que la polémica generada por el juego de sillas en el nuevo ejecutivo perjudicase las aspiraciones de la cúpula de refrendar el acuerdo, que se someterá a votación con los afiliados del partido. Con un partido especialmente dividido, la decisión de las bases es el ultimo escollo para que Alemania repita su cuarta Gran Coalición de la historia.