+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Crisis política

Las claves para entender la emergencia nacional de Donald Trump

Ante la negativa del Congreso de los EEUU para destinar fondos a esta obra, el presidente estadounidense tiene una estrategia para cerrar la frontera

 

El presidente Donald Trump y su declaración de emergencia para construir el muro fronterizo. - AFP

EL PERIÓDICO
15/02/2019

La Casa Blanca confirmó que el presidente estadounidense, Donald Trump, planea declarar una emergencia nacional para financiar la construcción de un muro en la frontera con México, después de dos años de choques con un Congreso reticente a aprobar los fondos para ese polémico proyecto.

Estas son las claves para entender ese mecanismo, que podría desatar una larga batalla judicial:

¿Qué es una emergencia nacional?

Es una declaración que otorga temporalmente al presidente de EEUU un poder especial para hacer frente a una crisis. La ley de Emergencias Nacionales de 1976 autoriza a los mandatarios a declararla, pero establece pocos parámetros. Solo hay dos condiciones: el presidente solo puede usar prerrogativas que ya le haya otorgado el Congreso, y tiene que precisar cuáles son.

Por tanto, "Trump tendrá que especificar qué herramientas planea usar, bajo su decreto de emergencia, para conseguir los fondos para el muro", presumiblemente desviándolos de otras partidas presupuestarias, explicó a Efe un profesor de Gestión Política de la Universidad George Washington, Matthew Dallek.

La ley lo respalda

La ley permite emitir esa declaración cuando el país está "amenazado por una crisis, exigencia o circunstancias de emergencia" que no sean guerras o desastres naturales, según un informe de 2007 del servicio de investigación del Congreso. Trump tendrá que argumentar, por tanto, que la llegada de inmigrantes indocumentados y narcóticos a Estados Unidos por la frontera con México supone una crisis que requiere medidas urgentes y extraordinarias.

Esquiva al Congreso

Los expertos difieren en cuanto a este punto. Algunos creen que la autoridad ejecutiva del presidente no tiene límites, pero otros, como Dallek, opinan que esa medida "no tiene precedentes" y genera serias dudas legales, porque "esquiva al Congreso y usurpa el poder (prerrogativa)" exclusivo de la rama legislativa para determinar los presupuestos del Gobierno federal.

Pero todo apunta a que los tribunales tendrán la última palabra. Los líderes demócratas en el Congreso han definido los planes de Trump como "un abuso flagrante de los poderes presidenciales", y varios grupos progresistas preparan demandas judiciales para invalidar la declaración de emergencia. El gran interrogante es qué ocurrirá si el tema llega al Tribunal Supremo, donde hay una mayoría de jueces conservadores, dos de ellos nominados por Trump.

Otras emergencias nacionales

Desde que se firmó la ley de 1976, se han declarado 58 emergencias nacionales, de las cuales 31 continúan activas. La gran mayoría respondía a problemas internacionales -como la crisis de los rehenes en Irán en 1979 o el lavado de dinero estadounidense por parte de carteles de Colombia en 1995- y estaban destinadas a justificar la imposición de sanciones.

En 2015, el entonces presidente Barack Obama desató una gran polémica al proclamar que la situación en Venezuela suponía una "emergencia nacional" para la seguridad de EEUU. Ese mensaje alarmista era en realidad, un mero trámite para dar base legal a nuevas restricciones económicas para los funcionarios venezolanos.

Trump no es el primer presidente que recurre a esa medida para un asunto nacional: Obama lo hizo durante la epidemia de gripe A en 2009, igual que George W. Bush tras el huracán Katrina en 2005. "Pero ninguno ha usado una declaración de emergencia de forma tan osada, como respuesta a su fracaso a la hora de obtener fondos del Congreso para una de sus prioridades domésticas", indicó Dallek.

Los fondos para el muro

Bajo la emergencia nacional, Trump podría desviar los fondos de otras partidas presupuestarias ya autorizadas por el Congreso y dedicarlos a su proyecto fronterizo. Las leyes existentes permitirían, por ejemplo, que se usaran fondos del Pentágono para construir el muro, si se justifica como necesario para la defensa nacional. Según informes de prensa, la Casa Blanca también evalúa recurrir a fondos de ayuda para desastres aprobados para California y Puerto Rico, algo controvertido dado que esta isla aún se recupera del impacto del huracán María en 2017.