+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tras el desastre

El arquitecto que reconstruyó el Liceu aboga por reproducir Notre Dame como era

Lluís Dilmé considera que 'la imagen de París es Notre Dame', por lo que la imagen externa 'debe ser la misma que la gente recuerda de antes del incendio'

 

En Liceu, en llamas, en 1994. - DANNY CAMINAL

EFE
16/04/2019

La catedral de Notre Dame de París, devastada ayer por las llamas, "se debe reconstruir como era en el momento en el que se quemó", según el arquitecto Lluís Dilmé, que participó en la reconstrucción del Gran Teatre del Liceu de Barcelona tras el incendio que lo destruyó en 1994. 

Lluís Dilmé, que es experto en reconstrucción del patrimonio, ha explicado a Efe que la "fuerza de un edificio tan emblemático como Notre Dame es enorme", hasta el punto de considerar que "la imagen de París es Notre Dame", por lo que la imagen externa "debe ser la misma que la gente recuerda de antes del incendio". 

Notre Dame "se ha perdido físicamente, pero no del todo, porque la memoria nos la recuerda como era, y así debemos preservarla", ha asegurado el arquitecto. 

"A primer golpe de vista, la imagen exterior es tan potente que debe ser la misma", ha redundado Dilmé, que ha añadido que "ahora se puede abrir un debate apasionante sobre la oportunidad de llevar a cabo intervenciones de reconstrucción más contemporáneas, siempre muy pensadas y razonadas".

ARQUITECTURA CONTEMPORÁNEA

Ante esta posibilidad, Dilmé ha afirmado que la reconstrucción de "algunos elementos interiores se puede resolver con arquitectura contemporánea" y en ella se debe recordar el "drama que comporta la desaparición en pocas horas de un edificio tan emblemático, que fue lo que ocurrió con el Liceu". 

El arquitecto ha recordado que en el caso del Liceu, "mantuvimos la Gran Sala como era", porque "estaba en la memoria del público", pero en la reconstrucción y ampliación del Liceu se "buscó un equilibrio entre la historia y las necesidades y potencialidades de la ópera moderna", ha matizado. 

En el caso de Notre Dame, "la memoria es todo el edificio", por lo que la reconstrucción debe ser fiel al edificio que había en el momento del colapso. 

Utilizar elementos de arquitectura moderna para reconstruirla "debe ser fruto de un estudio profundo, no en el exterior y siempre con una utilización sutil", según Lluís Dilmé.

Temas relacionados