+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ANTES DE SUICIDARSE

Steve Bing, ex de Liz Hurley, dejó cartas de despedida a sus dos hijos

El productor no reconoció a ninguno de sus hijos hasta hacerse las pruebas de ADN

 

Steve Bing. - WIRELMAGE / DONATO SARDELLA

Redacción
30/06/2020

Hace una semana se supo del fallecimiento del cineasta y millonario Steve Bing, de 55 años y expareja de Liz Hurley y padre de su hijo Damien, de 18 años, y de Kira Kerkorian, la hijade 21 años que tuvo junto a la tenista Lisa Bonder. Bing se quitó la vida saltando desde su apartamento, un 27º piso, en el lujoso Century City, en Los Ángeles, al no haber podido superar la depresión con la que lidiaba desde hacía tiempo, agravada por el confinamiento.

Ahora, tras conocerse nuevos detalles sobre cómo era la vida del productor y las despedidas de sus exparejas Liz Hurley y Sharon Stone, así como el expresidente estadounidense Bill Clinton y otras celebridades como Mick Jagger, se ha sabido que Steve Bing también quiso despedirse de sus hijos Damien y Kira. Les dejó escritas dos cartas a mano, que entregó al portero de su edificio antes de saltar desde su balcón, según ha explicado al 'Daily Mirror' un amigo del productor, el presentador de televisión Billy Bush, que apuntaba también que Bing podría haber padecido trastorno bipolar, algo que se desconocía. "Tenía una depresión con D mayúscula". Bing no reconoció a ninguno de sus dos hijos hasta hacerse las pruebas de ADN y tampoco mantenía ningún tipo de relación con ellos.

A raíz de la muerte del productor, su hijo Damien Hurley, al que jamás llegó a conocer en persona, ha querido lanzar un mensaje en sus redes sociales para agradecer el apoyo de sus seguidores que le han mandado incontables muestras de cariño tras la muerte de Bing.

“Gracias desde lo más profundo de mi corazón a todos los que habéis contactado conmigo a raíz de esta devastadora noticia. Siempre recordaré vuestra amabilidad. Es un momento un poco extraño y confuso para mi y estoy inmensamente agradecido de estar rodeado por mi increíble familia y mis amigos”, escribió el pasado martes el joven de 18 años, que, junto con su hermana Kira, es el principal heredero de la fortuna de Steve Bing tras un litigio entre la actriz, el productor y el doctor Bing, el padre de este, que trató de desheredar a sus nietos.