+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PREMIOS DE LA MÚSICA

Grammys 2018: la alfombra roja que apuesta por la igualdad en negro y color

Los invitados a la gala lucen una rosa blanca para reivindicar la lucha feminista y el movimiento #MeToo, contra los abusos sexuales

 

Las estrellas lucieron rosas blancas en apoyo al movimiento #MeToo, de rechazo al acoso sexual. - EFE

EL PERIÓDICO
29/01/2018

La alfombra roja más esperada del año se ha desplegado este domingo por la noche, pasando por ella los rostros más aclamados del mundo de la música. Y como no podía ser de otra manera, y como cualquier gala que se precie, la red carpet de los Grammys 2018 ha estado marcada por la protesta y el grito a favor de la igualdad y en contra de los abusos sexuales, aunados en el movimiento #MeToo, luciendo la mayoría de las invitadas una rosa blanca en cualquier de sus variantes.

Myley Cyrus y Lady Gaga han optado por el negro, pero mientras la primera lo ha hecho con un ajustado mono palabra de honor de Jean Paul Gaultier, con sandalias de plástico transparente, Gaga ha optado por uno de los vestidos con más volumen de la velada. Un diseño de encaje negro de Armani Privé con una enorme falda negra y cola. Katie Holmes también ha optado por el negro pero con un vestido de cóctel y corte rígido de Zac Posen y Heidi Klum ha sido una de las más sexi y elegantes, apostando también por el negro y el encaje con un diseño de lencería. Rita Ora ha optado por el escote asimétrico y apertura lateral con un diseño de Ralph & Russo, también en negro.

Chrissy Teigen, luciendo una fabulosa tripa de embarazada, ha elegido un metalizado diseño de Yanina Couture. Águeda López y Zuleyka Riviera han optado por la misma tendencia con diseños largos.

Camila Cabello ha sido la encargada de aportar color a la noche, con un vestido largo en rojo con un escote corazón de Vivienne Westwood Couture, adornado con fruncidos y drapeados. Pink, en cuanto a color se refiere, ha ido más allá, con un vestido de plumas de Armani Privé en tonos rosas y morados.