+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SEGÚN 'SEMANA'

Enrique Ponce y Paloma Cuevas se divorcian

Después de más de 25 años juntos

 

Enrique Ponce y Paloma Lago, en mayo del año pasado. - EUROPA PRESS

Redacción
01/07/2020

Según informa en exclusiva este miércoles la revista 'Semana', el torero Enrique Ponce, de 48 años, y la cordobesa Paloma Cuevas, de 47 años, se han separado después de más de 25 años juntos y ya han iniciado los trámites de divorcio. La ruptura es amistosa y está motivada por el desgaste de la relación. Fuentes cercanas a la pareja aseguran que no hay terceras personas de por medio.

Al parecer, y según la publicación, la crisis entre el diestro y la 'socialité', empezó hace dos años. Entonces, intentaron salvar su matrimonio y su familia, tanto por ellos como por sus hijas, Paloma,de 12 años, y Bianca, de 8. Pero pese a que han luchado por su relación, la pareja ha terminado por admitir que el amor que existía entre ellos se había acabado.

Ahora, Ponce y Paloma Cuevas ultiman los detalles de un divorcio que se ha planteado de forma cordial, desde el respeto y el cariño que todavía se tienen. Sin embargo, la decisión está tomada y no hay marcha atrás.

Se trata de una noticia inesperada, puesto que lo último que supimos del matrimonio es que se encontraban pasando el confinamiento en familia - junto a sus hijas y a los padres de la empresaria, Victoriano Valencia y Paloma Díez - en la finca Cetrina, que el diestro posee en la provincia de Jaén.

Enrique y Paloma llevaban juntos toda la vida como quien dice. Se conocieron en 1992, cuando apenas eran poco más que dos crios y lo suyo fue un auténtico flechazo. Cuatro años después, la pareja pasaba por el altar en una multitudinaria boda celebrada en Valencia. Desde entonces siempre se les había visto muy unidos. "Paloma es el gran apoyo que he tenido durante todos estos años. Es mi vida", aseguraba el torero en las entrevistas sobre su esposa, licenciada en Ciencias Empresariales y que siempre ha aparecido en el listado de las mujeres más elegantes que elaboran las revistas.

Antes de conocerse esta noticia, lo último que se sabía de Enrique Ponce es que estaba colaborando con la campaña #Echauncapote de ayuda al Banco de Alimentos y estaba intentando darle forma a una de sus pasiones, cantar.