+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

COPA DEL REY / PARTIDO DE VUELTA DE OCTAVOS

El Sevilla gana, pero sigue espeso en su juego

Rompe una racha de malos resultados

 

El Sevilla gana, pero sigue espeso en su juego - EFE

EFE
12/01/2018

SEVILLA 2

CÁDIZ 1

1-0 (m. 31) Ben Yedder. 2-0 (m.53) Correa. 2-1 (m.85) Álvaro García.

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó a los visitantes Oliván (m.26) y Sergio González (m.74).

Asistencia: 24.000 espectadores.

Sevilla: Sergio Rico; Corchia, Mercado, Lenglet, Carole; Geis, Nzonzi (Pizarro, m.83); Sarabia, Éver Banega (Franco Vázquez, m.72), Correa; y Ben Yedder (Muriel, m.78).

Cádiz: Rubén Yáñez; Rober Correa (Álvaro, m.69), Servando, Kecojevic, Oliván; Abdullah, Sergio González; Moha Traoré, Nico, Aitor García (Carillo, m.61); y Barral (Eugeni, m.61).

El Sevilla volvió a ganar tras una racha de malos resultados, en esta ocasión por 2-1 al Cádiz, y se clasifica para los cuartos de final de la Copa del Rey, aunque el conjunto hispalense sigue espeso en su juego.

Los sevillistas, que ganaron en la ida por 0-2, no pasaron por demasiadas fatigas para superar la eliminatoria en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, pero volvió a evidenciarse que el equipo está deprimido y le faltan muchas cosas.

Sacó el italiano Vincenzo Montella en su tercer partido como sevillista a una alineación con garantías, con algunas variaciones con respecto a la de hace cinco días en la derrota ante el ‘eterno rival’ (3-5) pero con pesos pesados en el terreno como los centrocampistas Éver Banega, Steven Nzonzi o el delantero Wissam Ben Yedder.

Ante ello, Álvaro Cervera, no varió su planteamiento de utilizar en la Copa a jugadores que tienen menos minutos en LaLiga 1/2/3 pero que ya demostraron en la anterior eliminatoria sus capacidades al eliminar al Betis tras endosarle un 3-5 en el Benito Villamarín.

El gol de Álvaro García en el minuto 85 llegó ya muy tarde para la reacción visitante pero sí para que la grada local mostrara su enfado con su equipo por lo visto sobre el terreno.