+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FESTIVAL DE GOLES DE LOS CULÉS, CON UN MESSI DESATADO

El Barcelona derrota sin piedad al Betis y refuerza su liderato

Los visitantes marcaron cinco tantos en una gran segunda mitad, liderados por el argentino

 

Los jugadores del Barça felicitan a Rakitic tras su gol, que abrió el vendaval de tantos visitantes. - REUTERS

CURRI CARRILLO (EFE)
22/01/2018

BETIS 0

BARCELONA 5

Goles: 0-1 (59’) Rakitic; 0-2 (64’) Messi; 0-3 (69’) Luis Suárez; 0-4 (80’) Messi; 0-5 (89’) Luis Suárez.

Árbitro: Jaime Latre, aragonés.

Campo: Estadio Benito Villamarín.

Espectadores: 53.426.

Betis: Adán; Francis, Feddal, Mandi, Durmisi; Javi García (Boudebouz, m.77), Guardado; Tello, Fabián (Camarasa, m.88), Joaquín; Sergio León (Rubén Castro, m.73).

Barcelona: Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Gerard Piqué, Vermaelen (Umtiti, m.43), Jordi Alba; Sergi Roberto, Sergio Busquets (Deulofeu, m.81), Rakitic, André Gomes (Paulinho, m.65); Messi y Luis Suárez.

El Barcelona goleó al Real Betis (0-5) y sale más líder del Benito Villamarín, tras una segunda parte en la que desató su fútbol y protagonizó un festival goleador con cinco tantos -uno de Rakitic y sendos dobletes de Messi y Luis Suárez- ante un rival que se desmoronó ante la superioridad culé. Tras una primera parte competida y entretenida, que acabó 0-0 y sin demasiadas ocasiones, el Barcelona destapó su fútbol y su efectividad y, con Leo Messi excepcional y bien secundado por un matador Suárez, no dio opción a un Betis fallón en defensa y que se vio sometido por el vendaval de goles de un gran Barcelona. El líder llegó al Villamarín, donde no pierde en Liga desde 2008, con la idea de aumentar su renta sobre sus perseguidores, tras los traspiés de Atlético y Valencia, y quitarse el sabor amargo de que el Espanyol rompiera el miércoles su racha de 29 partidos invicto. El equipo de Valverde comenzó algo dormido y ante la gran presión local estuvo incómodo en unos primeros 20 minutos en los que el Betis, con Fabián al timón, salió decidido y a dar batalla, e impuso su mayor intensidad, la rapidez de Durmisi y el exbarcelonista Tello y los movimientos de Joaquín y Sergio León para inquietar al Barça. Sin embargo, el equipo culé empezó a tocar más el balón y a someter a su rival, con la fuerza de Sergi Roberto y André Gomes en las bandas y los movimientos siempre peligrosos de Messi y Luis Suárez, y las ocasiones empezaron a caer sucesivamente del lado azulgrana. En la reanudación cambió el guión. Tras un remate de Fabián que detuvo Ter Stegen, el Barcelona ejerció una presión más alta. Esto, unido a que el sistema defensivo del Betis empezó a resquebrajarse y a sus peligrosas pérdidas, se tradujo en el 0-1 al filo de la hora de juego, cuando en una veloz llegada Rakitic batió en el mano a mano a Adán. Tras el gol, los béticos, ahora fallones atrás y con poca presencia ofensiva, ya se vieron subyugados en esta fase por la supremacía de un Barça que empezó a funcionar. Liderados por un gran Leo Messi, los azulgranas pusieron una marcha más, y con un doblete del argentino y otro de Luis Suárez, sellaron la manita.