+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TEATRO

Cyrano de Bergerac

El polifacético actor José Luis Gil se adapta a la complejidad de este personaje, con el que llega a Lucena

 

Una escena de 'Cyrano de Bergerc', que se representa en el Auditorio de Lucena. -

Juan Antonio Díaz
21/02/2020

Lucena

Auditorio Municipal

Viernes 21

21.00 HORAS

El Auditorio Municipal de Lucena será el marco en el que hoy, a las 21.00 horas, tendrá lugar la representación de esta nueva versión de Alberto Castrillo-Ferrer sobre la obra del dramaturgo francés Edmond Rostand, Cyrano de Bergerac, donde sus intérpretes son José Luis Gil, Ana Ruiz, Héctor González, Rocío Calvo, Ricardo Joven, Carlos Heredia y Javier Ortiz.

Poco queda por decir de este personaje universal. Un clásico de la literatura que cuenta una historia tan divertida como romántica, imperecedera, llena de momentos sublimes y diálogos chispeantes. La fuerza de su verso, su descaro y sutileza, junto a su vitalidad, hacen que encontremos en este texto aventura, pasión, tensión, humor, belleza, amor y desamor.

Cyrano es audaz y un virtuoso de la palabra, atributos sobrados para obtener el favor de cualquier dama si no fuese por su nariz. Sobre ella giran sus ingeniosas acciones, a la vez que oculta tras ella su autodesprecio y el miedo al rechazo de la persona amada. Solo al final, pronto a perder la vida, Cyrano se despoja de la nariz que ha sido siempre su careta, su máscara y se muestra tal cual es frente a su enamorada.

Debemos preguntarnos si existe alguna obra más teatral que ésta. ¿Qué es el teatro sino lo que es Cyrano? «Ser otro» por medio de la palabra. Y no solo en su conflicto, sino en sus formas eminentemente teatrales: Cyrano usa la máscara de Christian para comunicarse con su amada, toma la nariz del clown como centro de sus desdichas, como Pierrot siente amor por la luna y, como en la Commedia dell’Arte, Cyrano presume de espada ropera, aunque apenas la desenvaine porque su esgrima es el verso y su espada la lengua.

Todo el teatro está en Cyrano: tragedia, bufonerías y drama romántico; Siglo de Oro español y Boulevar parisino; drama militar, protesta social y, sobre todo, comedia, aunque no acabe en boda, salvo para los que crean que la verdadera boda es con la luna.

Temas relacionados