+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TEATRO

Carmina Burana

La Fura dels Baus fusiona la música de Carl Off con un enérgico montaje

 

UNA ESCENA DE ‘CARMINA BURANA’, QUE LLEGA ESTA NAVIDAD AL GRAN TEATRO DE CÓRDOBA, DONDE OFRECERÁ CINCO FUNCIONES. -

Juan Antonio Díaz
21/12/2018

La Fura dels Baus llega al Gran Teatro, del 27 al 29 de diciembre, con un montaje de fuerte impacto: Carmina Burana. Carlos Padrissa, miembro fundador de la compañía y uno de sus directores técnicos, ha concebido este espectáculo trepidante en el que, a través de impactantes escenas, efectos especiales e incluso fragancias primaverales, sumerge de lleno al público en el universo de La Fura dels Baus. Para este montaje, la compañía catalana toma como punto de partida y referencia la cantata del mismo título compuesta en 1936 por Carl Orff sobre una colección de poemas de los siglos XII y XIII escritos, buena parte de ellos, en latín por frailes que ensalzan el placer terrenal de vivir, del vino, del amor carnal y del goce de los deseos, con una mirada satírica hacia los estamentos sociales y eclesiásticos de la época.

Este producción sensorial, musical, teatral, vital y enérgica, cuenta con la música de Carl Orff y el arreglo musical de Josep Vicent, la dramaturgia y dirección de Carlos Padrissa, las voces de Amparo Navarro como soprano, Antonio Torres como barítono y Lluís Frigola como contratenor, junto a las bailarinas Mar Bachs, Tamara Gutiérrez, Sara López, Aneliese Mahr, Carla Pérez, Montserrat Selma y Carina Vilaça.

Un gran cilindro de tul envuelve literalmente la orquesta, mientras unas imágenes proyectadas sobre él ilustran toda la obra de principio a fin. Una luna gigante, el deshielo, cascadas de agua, las bailarinas que interactúan con el público en un éxtasis floral, una vendimia, las tabernas, cantantes colgados de grúas y sumergidos en vino, agua y fuego… Esto es Carmina Burana.

En esta propuesta, el público es parte de la actuación, ya que el patio de butacas es literalmente invadido no solo desde el aspecto teatral y musical, sino también sensorial, puesto que la introducción a la puesta en escena se hace desde el público. Para ello, Vicent ha escrito una música para voces y percusión que va invadiendo la sala hasta que al llegar al escenario se transforma en Carmina Burana.

Un grupo de bailarinas danzan entre el público asistente esparciendo esencias aromáticas, creando así una atmósfera en la que unos pueden sentir puro sexo, otros pura religión y otros el insulto, ya que las cuatro partes del espectáculo, la Fortuna, la Primavera, la Taberna y el Amor, son representadas por la voz y el cuerpo de los artistas, que hablan del renacer de la vida y el deseo sexual, del deseo a la persona amada, del placer de la bebida, todo ello acercando la música clásica, sea ópera o cantata, al público a través de un espectáculo valiente de corte novedoso que hay gente que lo vive como muy popular, mientras otra lo ven muy radical e intelectual.

«Posiblemente, este montaje es de las mejores fusiones que puede haber de la música de Carmina Burana y su puesta en escena», señaló recientemente a este periódico Frances Prat, productor del montaje, que asegura que «será difícil de igualar», aunque reconocía que «el público de la compañía es muy amplio, y quizá los más fureros, los que vivieron su primera época, cuando se dedicaban a romper coches, lo encuentran un poco light, pero es la minoría», subrayó el productor catalán. Las funciones serán, el día 27 de diciembre, a las 20.30 horas; el día 28, a las 18.30 y 21.00 horas, y el día 29, a las 18.30 y 21.00 horas.

CÓRDOBA / GRAN TEATRO / DEL JUEVES 27 AL SÁBADO 29 / VARIAS HORAS