+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VER, OÍR Y CONTAR

Un ejército contra la basura

Más de 50 alumnos de un colegio de Almodóvar han participado en la limpieza del entorno del embalse de La Breña II, con el fin de conocer cantidad y tipo de la basura y tomar medidas futuras

 

Alumnos de Almodóvar realizando labores de limpieza. - CÓRDOBA

Antonio T. Pineda Antonio T. Pineda
14/03/2019

El Centro de Actividades de la Naturaleza de Almodóvar, perteneciente al Ayuntamiento, ha organizado, un año más, una actividad de limpieza de los parajes naturales, contando en esta ocasión como voluntarios con más de 50 alumnos de 5º y 6º de Primaria del colegio Nuestra Señora de Gracia y San Francisco Solano. El objetivo, los alrededores del embalse de La Breña II.

Los alumnos, nada más empezar a caminar ayer en el entorno comenzaron a descubrir al momento el objetivo de la actividad: basura. Residuos que sorprendieron a los pequeños, que no esperaban encontrar lo que había en la ruta, que hizo exclamar a más de uno «lo guarros que somos», o la cantidad de basura que se tira. Unos mil kilos recogieron a lo largo del recorrido, desde vidrios, hierros y tapicerías a muebles, asientos de coches, papel, ropa usada, bolsas de comidas, zapatos, etcétera. En total, una tonelada de basura en bolsas de 8 kilos, aunque a los menores se les informó, previamente, que no cogieran cristales, hierros o «cosas sucias». Las bolsas las dejaban al lado del camino y eran recogidas por una furgoneta municipal.

Y durante el camino, mientras depositaban los desechos en las bolsas, acompañados por dos monitores e Israel Bravo, técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Almodóvar, y dos profesores, surgían las preguntas, sorprendiéndose de que el material que más abundaba fuera el plástico, comenzando a discutir sobre las famosas islas de este material, extrañándose de que este material tirado en los alrededores del embalse pasara a formar parte de estas aglomeraciones. «No lo hemos tirado nosotros al mar», pensaban, para descubriendo el ciclo de la Naturaleza: el plástico pasa al arroyo, al río y al mar. Los materiales más desechados, tras el plástico, son las latas, las toallitas y el vidrio en zonas de botellón. Al final, aprendieron que la basura es de todos.

Bravo manifestó que tras la recogida se realiza un informe que se envía a SEO/BirdLife para su estudio. Esta actividad se enmarca dentro del proyecta nacional Libera, de SEO, en colaboración con Ecoembes, y se ha realizado simultáneamente con una actuación similar en las marismas de Barbate (Cádiz). Es la segunda edición de la campaña 1m2 por los ríos, embalses y pantanos, y pretende recoger la basura de estos parajes para conocer la cantidad, el volumen y el tipo de basura depositada, según la organización SEO. Con los datos obtenidos se realizarán en el futuro campañas «más efectivas que ayuden a acabar con la basuraleza». Los resultados obtenidos se incluirán en una base de datos del Ministerio para la Transición Ecológica.