+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

VER, OÍR Y CONTAR

La despedida de Don Carnal

Numerosas localidades de la provincia dicen adiós al Carnaval con los clásicos desfiles del Domingo de Piñata, a los que se unen actuaciones musicales, concursos de disfraces y sardinadas

 

Uno de los grupos del pasacalles de Posadas. - ANTONIO MANUEL CABALLERO / ELISA MANZANO / EVARISTO GUZMÁN

Fiesta carnavalera en Ochavillo del Río. - ANTONIO MANUEL CABALLERO / ELISA MANZANO / EVARISTO GUZMÁN

Corresponsales
02/03/2020

Numerosas localidades de la provincia han despedido este fin de semana el Carnaval con actividades de todo tipo. En Palma del Río se reunió ayer a los más pequeños en el Paseo Alfonso XIII con la actividad Rompe la Piñata, entre máscaras y multitud de propuestas que llenaron el centro, donde los más jóvenes tuvieron una cita con Dj Rober y la banda Rockopop. La acción medioambiental también estuvo presente, invitando a la ciudadanía a reciclar.

En Pozoblanco se cerró la fiesta con el pasacalles del Domingo de Piñata y la actuación de agrupaciones.

Por su parte, en Peñarroya-Pueblonuevo actuaron el sábado varias chirigotas, que dieron paso ayer a disfrutar de un taller infantil y a la música de agrupaciones, para concluir con la quemá del Dios Momo a cargo de Manoli Calderón, pregonera del Carnaval 2019.

Con el clásico entierro de la sardina y una sardinada popular culminó ayer la intensa programación de Carnaval en Posadas, que vivió el sábado su jornada grande con el pasacalles y el concurso de disfraces. La fiesta continuó en el auditorio con el concierto de Locos por el show.

Ochavillo del Río cerró la fiesta con su tradicional Domingo de Piñata y las actuaciones de la comparsa Gran Teatro (Aguilar de la Frontera) y la chirigota colona Los que salen del armario, y también hubo pasacalles, piñatas y concurso de disfraces.

Por último, Pedro Abad despidió a Don Carnal el sábado a ritmo brasileño, con cientos de participantes en el pasacalles, que comenzó en la plaza de Andalucía hasta desembocar en el pabellón cubierto, donde hubo una gran fiesta.