+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACUERDO O ELECCIONES

Podemos envía al PSOE una nueva propuesta para un Gobierno de coalición

Iglesias renunciaría ahora a Trabajo a cambio de Transición Energética

 

Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados. - EUROPA PRESS

Agencias
20/08/2019

Fin de la tregua. Las negociaciones de investidura vuelven a la palestra con una nueva propuesta de Unidas Podemos para un Gobierno de coalición, que, en los términos en los que está planteada, puede interpretarse como como un incómodo intento de acercamiento o el primer acto de precampaña hacia una repetición electoral tan indeseada como factible. En un nuevo golpe de efecto, con Pedro Sánchez apurando sus últimas horas de vacaciones en Doñana, sin que todavía se haya fijado siquiera la primera reunión de la nueva ronda de conversaciones que el presidente quiere iniciar con los partidos nacionalistas, Pablo Iglesias hace público el detalle de qué sillones reclama a cambio de facilitar la permanencia de Sánchez en la Moncloa. Lo hace con un documento que ha enviado este martes al Gobiernoal mismo tiempo que se hacía público en la prensa. En breve: renuncia al ministerio de Trabajo, que dinamitó la investidura en julio, pero pide a cambio Transición Energética, carpeta a la que los socialistas se aferran. El Ejecutivo hace acuse de recibo y estudiará la oferta.

La propuesta es llamativa por varias razones: el PSOE ha insistido en que la oferta de un Gobierno de coalición expiró en julio y las carteras planteadas incluyen dos áreas clave que los socialistas no están dispuestos a ceder, amén del clima de desconfianza mutua. Aún así, el Ejecutivo se compromete a "sopesar su contenido y contestar después". 

Unidas Podemos exige invariablemente en las cuatro alternativas que plantea la vicepresidencia de Derechos Sociales e Igualdad y tres ministerios, que cambian en cada una de las opaciones. En la práctica, los morados tratan de forzar al PSOE a elegir entre entregarles Trabajo o Transición Energética, dos departamentos que Sánchez ya advirtió que no podía ceder y que son a todas luces un escollo solo sorteable con dosis de creatividad que trascienden de lejos lo negociado hasta ahora. La titularidad de estos dos departamentos, pero especialmente el de Trabajo, hicieron naufragar un acuerdo que ya se acariciaba en julio. Aunque ahora Iglesias se muestra dispuesto a prescindir de esa área, carpeta que en julio consideró irrenunciable, pide a cambio Transición Energética, otro totem para los socialistas. Es la tercera propuesta, en la que se centran este martes todas las miradas.

Con este documento, de 119 páginas, Unidas Podemos dice querer "retomar el diálogo dónde se dejó en el mes de julio" y justifica que fue "la escasez de tiempo" lo que "impidió" conseguir un acuerdo de coalición. Las últimas palabras que cruzaron Sánchez e Iglesias fueron en el pleno del Congreso, el 25 de julio, cuando el líder morado propuso a última hora apoyar la investidura si también conseguía las políticas activas de empleo (transferidas en su mayoría a las comunidades autónomas). El jefe podemista admitió en sus círculos de confianza que erró en su apuesta final y ahora vuelve a poner sobre la mesa una coalición que Sánchez ya descarta. 

Si el gesto permite avanzar en el diálogo o bien Iglesias ha asumido que vamos hacia una repetición electoral y esto es el primer acto de una precampaña para expurgar cualquier responsabilidad de vuelta a las urnas lo dirá el tiempo. Y no falta demasiado. Si el 23 de septiembre no hay investido presidente, las Cortes quedarán disueltas y se convocarán nuevos comicios para el 10 de noviembre. Mientras, si el PSOE no cede ni Trabajo ni Transición Energética, Iglesias va acumulando argumentos para defender que hizo todo cuanto estuvo en su mano.

Podemos defiende que su nueva propuesta programática está basada en la segunda versión del documento 'España Avanza' que el PSOE hizo público en julio y en el acuerdo presupuestario para 2019 firmado por ambos partidos el  otoño pasado. Que los morados acepten estas medidas bien podría dar alas a los socialistas para defender un Gobierno en solitario puesto que hay consenso en las medidas a aplicar.

Estas son las cuatro propuestas que plantea Unidas Podemos. 

  1. Una vicepresidencia de Derechos Sociales e Igualdad y los ministerios de de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, de Sanidad y Consumo y de Vivienda y Economía Social.
  2. Una vicepresidencia de Derechos Sociales e Igualdad y los ministerios de Transición Ecológica, de Ciencia, Innovación y Universidades y de Vivienda y Economía Social.
  3. Una vicepresidencia de Derechos Sociales e Igualdad y los ministerios de Transición Ecológica, de Ciencia, Innovación y Universidades y de Agricultura, Pesca y España Vaciada.
  4. Una vicepresidencia de Derechos Sociales e Igualdad y los ministerios de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, de Ciencia, Innovación y Universidades y de Cultura.