+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JxCat decidirá el jueves sobre la investidura de Sánchez

El Govern proclama su "neutralidad" respecto al sentido del voto en el Congreso

 

Josep Rull Jordi Turull y Jordi Sànchez. - EFE

FIDEL MASREAL
16/07/2019

Junts per Cataluña (JxCat) decidirá probablemente este jueves el sentido del voto de los diputados de esta formación en el debate de investidura de Pedro Sánchez como candidato a la reelección como presidente del Gobierno. Según fuentes de la formación, no existe una posición unívoca al respecto, mientras que la portavoz del Govern, Meritxell Budó, anunció ayer que el Ejecutivo de Quim Torra mantiene la "neutralidad" respecto al sentido del voto en esta investidura. La portavoz alegó que corresponde a los partidos y no al Govern decidir al respecto.

Mientras ERC tendía ayer hacia la abstención, tras una reunión con el PSOE en Madrid, la posconvergencia sigue sin definirse públicamente. Pese a que Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull apostaron por una abstención, en una carta a la militancia, pese a que el 'expresident' Artur Mas también ha dado a entender reiteradamente en los últimos días su apuesta por evitar el 'no' a Pedro Sánchez, y pese a que el también 'exconseller' Joaquim Forn se ha mostrado partidario de facilitar la investidura del líder del PSOE, fuentes del PDECat admiten que existe todavía debate interno. De hecho, este martes la portavoz de los diputados posconvergentes y 'exconsellera', Laura Borràs, sostuvo que la decisión no está tomada y que se tiene que evaluar "conjuntamente". No se descarta que el consell nacional que celebrará el sábado el PDECat -en plena reflexión interna sobre la recomposición de todo el espacio posconvergente- arroje también un debate interno al respecto.

Las posiciones sobre si facilitar o no la investidura de Pedro Sánchez reflejan una cuestión de fondo que recorre todo el independentismo desde hace meses y que consiste en la pugna entre los partidarios de mantener el pulso al Estado y quienes aseguran que es necesario recuperar posiciones de diálogo y pacto a la espera de una mayoría social suficiente por parte del soberanismo.