+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRIBUNALES

Juzgan a tuitero que propuso poner una bomba a Rajoy y vejó a víctimas de ETA

La Fiscalía pide para él un año de cárcel, dado que ha mostrado arrepentimiento y ha pedido perdón a los afectados por sus comentarios. El acusado ensalzó a la banda terrorista ETA y denigró a Miguel Ángel Blanco o Irene Villa

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la rueda de prensa ofrecida el 29 de diciembre en La Moncloa. - JUAN MANUEL PRATS

EFE
10/01/2018

La Audiencia Nacional juzga hoy a un joven de 26 años que publicó en Twitter comentarios denigrantes para las víctimas de ETA y que incluso llegó a amenazar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con la colocación de una bomba, hechos por los que la Fiscalía pide para él un año de cárcel.

"Gora ETA me cago en Dios (...) pondría una bomba en el palco del Bernabéu, bajo Rajoy y en Nochevieja", fue uno de los tuits que publicó José C.V. y que ahora le llevan a juicio acusado de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas.

Aunque este delito puede ser penado con hasta 3 años de prisión, la Fiscalía solicita en su escrito de conclusiones provisionales sólo uno debido a la juventud del acusado cuando cometió los hechos y a que, durante su declaración en instrucción, mostró arrepentimiento y pidió perdón a las víctimas.

El ministerio público también pide que se le condene a 8 años de inhabilitación absoluta por sus comentarios denigrantes dirigidos a víctimas del terrorismo como Miguel Ángel Blanco y Carrero Blanco, asesinados por ETA en 1997 y 1973, respectivamente; o Irene Villa, que sufrió un atentado en 1991.

"Hoy más que nunca GORA ETA", "Faltan tiros en la nuca" o "Carrero Blanco primer astronauta" fueron otros de los comentarios que el acusado publicó en su perfil, que creó, según el fiscal, "con el fin de denigrar la memoria" de estas víctimas del terrorismo y para "ensalzar la actividad criminal de los miembros" de ETA.

José C.V. mantuvo su cuenta activa entre enero de 2012 y febrero de 2016 y durante este tiempo sus comentarios fueron compartidos por otros usuarios "sin ningún tipo de restricciones", llegando a tener hasta 393 seguidores y generando "una gran actividad", según la Fiscalía.