+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Guerra salarial

Los jefes de la Ertzaintza tendrán que devolver 3.500 euros por cabeza de su salario

Los mandos de la policía vasca han mantenido este martes una reunión urgente con su director. El TSJ vasco les ha anulado el 'Componente de Jefatura' considerándolo duplicado y selectivo

 

Un grupo de ertzainas desfila en la academia de la policía vasca en Arkaute (Álava) en un homenaje a las víctimas del terrorismo celebrado en tiempos del lehendakari Patxi López. - DAVID AGUILAR (EFE)

JUAN JOSÉ FERNÁNDEZ
12/02/2019

A las 10 de la mañana de este martes apenas había jefes en las comisarías de la Ertzaintza en todo el País Vasco. Los miembros de las escalas Superior y Ejecutiva de la policía autonómica vasca estaban citados por su director general, Gervasio Gabirondo, a una reunión en la comisaría de Erandio (Vizcaya) sin precedentes… para hablar de una bajada de sueldo.

Se trata de una cita previamente aplazada una vez, que trata de poner un poco de calma en el crispado ambiente de los intendentes, comisarios y subcomisarios, tres centenares de policías vascos que se han visto afectados por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del País Vasco que, desde el pasado 29 de enero, les anula parte de su salario.

Lo llaman "Componente de Jefatura" y supone, de media, 3.500 euros de percepción anual sobre el sueldo y el resto de complementos de la nómina. Esa es la cantidad que, también de media, tendrá que devolver cada alto mando de la Ertzaintza al erario si no triunfa un recurso de casación en el Tribunal Supremo. El montante total de lo percibido irregularmente suma 560.000 euros en el año 2018, el único de vida que ha tenido el complemento.

SOLO PARA JEFES

El pasado 29 de enero, la sección III del TSJ vasco estimó el recurso que el Sindicato Profesional de la Ertzaintza (SiPE) tenía presentado contra el punto C del artículo 4.1 del decreto autonómico 267/2017, del 5 de diciembre de 2017, que creaba el "componente de Jefatura" para los mandos de la Ertzaintza. El decreto se publicó en el Boletín Oficial del País Vasco el 29 de diciembre de aquel año, dos días antes de la Nochevieja.

El complemento salarial anulado vino a suplir de forma lineal un polémico pago anterior de dietas de desplazamiento y comidas que durante años vino convirtiéndose en un sobresueldo encubierto y que investigó el Tribunal de Cuentas con resultado adverso para los perceptores, miembros de la cúpula de la policía autonómica.

La sentencia del TSJ vasco sostiene ahora que "no se entiende por qué el incremento retributivo no es general para toda la plantilla en cuanto atañe al desplazamiento ordinario al trabajo y la manutención pues se trata de aspectos comunes a toda la plantilla y no únicamente a quienes desempeñan funciones de Jefatura".

PELEA INTERNA

La sentencia es un capítulo especial en la guerra interna que mantiene una parte de la base de la Ertzaintza con la mayoría de la cúpula por lo que los primeros consideran una discriminación salarial. El ertzaina Juan Carlos Sáenz, secretario de organización y portavoz del sindicato denunciante, valora "muy positivamente" el fallo judicial, pues "no se puede generar un complemento que no existe en la ley para beneficiar a una parte del colectivo. De una vez los puestos de jefatura de las comisarías deberían dejar de ser puestos a dedo. Esta sentencia aporta algo de equilibrio entre la base y la escala ejecutiva de la Ertzaintza”.

Se refiere Sáenz al hecho de que, por la norma anulada, durante 2018 las nóminas de los jefes policiales autonómicos vascos crecieron una media del cinco por ciento, mientras que las de los agentes de base, oficiales y suboficiales, subieron un 1,75.

Según la sala de lo Contencioso-Administrativo, el Gobierno Vasco decidió conceder a los miembros de la cúpula de la Ertzaintza este complemento salarial pese a que "ya retribuía las funciones de responsabilidad y disponibilidad que le son innatas y que son inmanentes también a la Jefatura; no se justifica qué funciones concretas de Jefatura ajenas a las que ya estaban remuneradas se hace preciso remunerar o justificar".