+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL FUTURO DE LOS NARANJAS

Ciudadanos se enfrenta a un largo proceso sucesorio

El partido no elegirá hasta marzo al sucesor de Rivera en una asamblea extraordinaria. Arrimadas mide la profundidad de la renovación, mientras Hevías y Villegas no han aclarado qué papel desempeñarán

 

Albert Rivera, en su comparecencia para valorar los resultados de las elecciones del 10-N, en las que bajó de 57 a 10 escaños. - EFE / MARISCAL

Pilar Santos
16/11/2019

Tras el hundimiento de Ciudadanos hace una semana, cuando cayó de 57 a 10 escaños, se ha abierto un proceso sucesorio en el partido que se les va a hacer muy largo a los naranjas. Los estatutos marcan que la asamblea general extraordinaria para elegir al nuevo líder no se puede celebrar antes de que pasen cuatro meses de las elecciones generales, así que les queda un largo camino hasta saber quién va a dirigir la nueva singladura de la formación. Una gestora tratará de mantener las dinámicas internas y tendrá que bregar con posibles salidas de políticos clave (ya lo ha dejado Juan Carlos Girauta) y cargos en cuestión (las voces contra el secretario de organización, Fran Hervías, se multiplican).

Inés Arrimadas, la candidata a la que muchos esperan, sigue sin presentar batalla de manera oficial. Toni Cantó ha sido el primero en iniciar una campañ a su favor, pero ella guarda silencio. La gestora se conformará el día 30 de noviembre y su composición puede acarrear polémica. Este órgano será el encargado de poner la fecha exacta para la asamblea de la sucesión y marcar todo el calendario. El periodo para hacer públicas las candidaturas, si algún dirigente más se anima a coger el timón, llegará a finales de febrero.

En el entorno de Arrimadas, a falta de que escenifique el paso adelante, ya se está barruntando hasta qué punto tendrá que pasar página y dejar de contar con personas claves durante la etapa de Rivera. La cabeza de lista por Barcelona no se distanció del político catalán ni fue una voz discordante durante la etapa en la que algunas personas (Toni Roldán, Luis Garicano o Javier Nart, entre otros) sí mostraron su disconformidad con el rumbo del partido y el mantenimiento del veto a Pedro Sánchez tras las elecciones de abril. Arrimadas debe intentar deshacerse de esa imagen de escudera de un político que ha acabado dimitiendo tras el desastroso resultado electoral. A su inacción en Cataluña, como jefa de la oposición, se le une su silencio en los momentos más determinantes del partido después de abril, cuando podría haber sumado una cómoda mayoría absoluta con el PSOE (123 más 57 escaños).

El futuro de los hombres claves

En el tiempo que queda hasta marzo, algunos pilares de Ciudadanos en los años en los que se expandieron por toda España, como Hervías o el propio secretario general, José Manuel Villegas, deberán posicionarse. Ninguno de los dos ha aclarado qué futuro atisban para ellos mismos. El secretario de organización es objeto de crítica en Andalucía, donde la corriente de oposición interna va acumulando episodios que afearle. Hervías consiguió controlar al partido en esa comunidad al poner como secretaria de organización a Mar Hormigos, cuyo marido es Antonio Díaz de la Rosa, nombrado recientemente gerente de la empresa de gestión de instalaciones y turismo juvenil, Inturjoven, como adelantó 'El Confidencial'. Los naranjas, que comparten las consejerías de la Junta de Andalucía con el PP, dirigen el departamento de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

De hecho, la tensión es tal en Ciudadanos Andalucía que el PP temía esta semana que la delicada situación de los naranjas acabara propiciando una crisis interna en la Junta.

Temas relacionados