+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CITA CON LAS URNAS

Guante blanco en un debate en el que nadie gana ni pierde

Canal Sur reúne en un primer encuentro a los alcaldables de PP, PSOE, IU y Cs

 

Mª José Sánchez moderó el debate de Canal Sur. - CANAL SUR

Irina Marzo Irina Marzo
15/05/2019

Canal Sur emitió anoche un debate, el primero de los previstos (otro se celebra en la Asociación de la Prensa el día 20, y se está fraguando un tercero en la Universidad Loyola para el martes) entre cuatro candidatos a la Alcaldía de Córdoba: José María Bellido (PP), Isabel Ambrosio (PSOE), Pedro García (IU) e Isabel Albás (CS). El debate, de 90 minutos de duración y emitido en diferido, se resolvió en tres bloques temáticos con guante blanco y ni perdedores ni ganadores claros. Baste decir que la moderadora, María José Sánchez, solo tuvo que llamar la atención, y de pasada, a la candidata de Cs, por colarse en el tiempo de IU.

Todos los alcaldables estuvieron correctos en sus registros. Los que más acudieron a los papeles fueron Bellido y Ambrosio, y el que no los miró ni una vez, Pedro García. El alcaldable de IU fue el menos encorsetado en su discurso, aunque su puesta en escena quizá debió ser más propositiva. Por contra, quien más desmenuzó su programa fue Albás, que anunció tantas medidas que probablemente al telespectador le costara retener algunas al final del programa.

El formato de debate (igual que ocurrió en el de los líderes nacionales que emitió TVE) dificultó la interacción entre los participantes, que apenas recurrieron a otro elemento que no fuera la palabra (solo Bellido sacó una estadística) para armar sus argumentos. Además, el hecho de que no se abordaran, por ejemplo, los pactos postelectorales restó vivacidad a la pugna y la descafeinó, una circunstancia que, a la postre, favoreció al bloque de la derecha, ya que ni PP ni Cs tienen intención en las municipales de hablar de «ideologías».

PRIMER BLOQUE

FINANCIACIÓN LOCAL, IMPUESTOS, SERVICIOS PÚBLICOS Y TRANSPARENCIA / Las propuestas económicas enfrentaron a los partidos en dos bloques: el de PP y Cs, que propone una bajada generalizada de impuestos, y el del PSOE e IU, que defiende la progresividad de las tasas y recuerda la necesidad de que el Ayuntamiento recaude para mantener los servicios municipales.

El candidato del PP, José María Bellido, acusó a la alcaldesa, Isabel Ambrosio, de recaudar por recaudar sin invertir (le afeó dejar en las arcas 106 millones de euros, 320 euros por cordobés), propuso recaudar 60 millones menos en impuestos en el próximo mandato, pero firmar un pacto para mantener las empresas públicas. «El PP ha gobernado solo 8 años, y no ha privatizado ni una empresa. No las usen de espantajo electoral», le espetó Bellido a García, que fue el más beligerante con la propuesta popular. «Cuando la derecha habla de bajada masiva de impuestos, los que deben echarse a temblar son los trabajadores, que pagarán más y los ricos, menos», le dijo el candidato de IU, quien además afirmó que cuando el gobierno local tomó las riendas las empresas municipales estaban «a punto de ser privatizadas» y que ellos les han dado la vuelta «como un calcetín».

En un perfil más institucional, la candidata socialista hizo pedagogía de la recaudación de impuestos, que han ido destinados «a quienes peor lo pasan», «han contribuido al desarrollo económico de la ciudad» y a «equilibrar los barrios», al tiempo que recordó que los servicios públicos solo pueden mantenerse con ellos. «Cuando llegamos los servicios municipales estaban al borde de la privatización. Aucorsa se quemaba y hoy su flota ha sido renovada al 75%», apuntó.

Isabel Albás, por su parte, advirtió a PSOE e IU de que «no se puede ser tan complaciente desde el gobierno», porque las empresas municipales tienen carencias, y propuso la creación de una ventanilla única y el fomento de la vía telemática para agilizar la gestión municipal.

SEGUNDO BLOQUE

VIVIENDA, URBANISMO, EMPLEO Y TURISMO / Después de calificar de «gran agujero negro de la gestión» el Urbanismo y de acusar al gobierno local de generar incertidumbre jurídica o de provocar la huida de inversores, el candidato del PP lanzó una pregunta clara a Ambrosio: «¿Volvería a pactar con el señor García para que fuera de nuevo presidente de Urbanismo?».

La candidata socialista desaprobó a su socio de gobierno al decir que apuestan por «un cambio profundo en la gestión del Urbanismo», el refuerzo de la plantilla o la revisión del PGOU, y dio un titular: «El Urbanismo dependerá de Alcaldía», aseguró. El PP convirtió ese reconocimiento en «la prueba del fracaso» de la alcaldesa, a la que echó también en cara, como prueba de otro fracaso, el haber dejado «a la mitad de su anterior grupo fuera de su lista».

De su parte, García atribuyó la situación de Urbanismo a las leyes de reforma de la Administración local (que lastran la contratación pública), y aseguró que el PP no hizo nada en su gobierno, salvo «regalar suelos al expresidente del Córdoba». «Hemos hecho diez hoteles de cinco estrellas y ustedes cero», respondió. Albás, por su parte, ahondó en las críticas a Urbanismo, y propuso una auditoría de gestión para resolver su atasco.

En el bloque, además, se habló de vivienda (el PP promete que Vimcorsa construirá 2.000 viviendas en los próximos años, e IU y PSOE cifran en 1.000 los desahucios que han parado); de apartamentos turísticos (en el que IU afeó al PSOE que defienda su control, cuando la semana pasada votó en contra de la restricción de licencias), y de veladores.

TERCER BLOQUE

PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y MODELO DE CIUDAD / Bellido abogó por elaborar un plan estratégico, como han hecho Málaga o Bilbao, y lamentó que en la ciudad «llevemos 30 años hablando de lo mismo». Asimismo, dijo que Ambrosio y García solo han gobernando para una parte, y garantizó que el PP lo hará para todos.

Ambrosio subrayó la importancia que le ha dado a la participación y advirtió de que «el riesgo es que se tumben los consensos, como hizo el PP». Además, destacó el papel que han tenido las mujeres en ese proceso de construcción colectiva de la ciudad y, por segunda vez en el debate, llamó a Bellido «contable» insinuando que entiende de números, pero menos de personas. Pedro García agotó su tercer bloque respondiendo a las críticas, y sacando pecho del modelo de participación ciudadana. Así, contestó a Albás sobre la ordenanza de veladores («en 4 años el PP solo puso una sanción, no se cumplía la ordenanza y nosotros hemos llegado a acuerdos en el 99,9% de los casos»); e irónico le dijo a Bellido que emplea el ejemplo malagueño demasiado, pese a que esa ciudad tiene «pendientes 7.000 expedientes urbanísticos». Albás se comprometió a potenciar las juntas municipales de distrito y a crear un departamento municipal para la resolución de dudas ciudadanas.

CUARTO BLOQUE

MENSAJES FINALES / Los candidatos cerraron el debate con mensajes de duración pactada en función de la representatividad obtenida por sus partidos en los comicios del 2015. Isabel Albás, que explicó que lleva 14 años en Córdoba y que vino a la ciudad «por amor», hizo un alegato del gobierno sin ideología y sin enfrentamientos. Afirmó que «Córdoba es un tesoro que hay que cuidar todos los días», y concluyó su discurso con el lema de campaña de Cs a nivel nacional: «¡Vamos Córdoba, vamos ciudadanos!».

Pedro García, por su parte, apeló «al orgullo de ser cordobés», de vivir en «una ciudad única, con un modelo único, que pone en el centro a las personas, y no deja a nadie atrás por su nivel de renta». También se mostró orgulloso de las empresas municipales y de un modelo de ciudad «construido colectivamente, que genera confianza en los trabajadores públicos, autónomos y empresarios. Nadie va a venir de fuera a salvarnos, por eso hay que votar a IU», concluyó.

Isabel Ambrosio, por su parte, llamó a que «una gran mayoría» de cordobeses vote al PSOE para poder continuar afianzando el camino que Córdoba ha iniciado durante estos cuatro años. «Con mis aciertos y mis errores, pero nunca me he salido de mis compromisos y esta ciudad se ha puesto en marcha, estamos mejor que hace 4 años». Además, repasó los cuatro pilares de su programa: empleo digno, mejora de los barrios, defensa de los servicios públicos y refuerzo de las señas de identidad.

El último en intervenir fue José María Bellido, para quien Córdoba no se puede permitir «4 años más de una ciudad paralizada, sin gobierno y sin proyectos». Para el candidato popular, que también apeló a «una amplia mayoría social», hay que «llevar Córdoba al lugar que merece nuestra historia». Para ello, Bellido presentó al PP como el único partido que puede hacer ese cambio: «Tenemos experiencia, equipos e ideas para llevar a Córdoba donde merece», concluyó.

Temas relacionados
 
26M en imágenes

Primero las personas

ROSA Aguilar Rivero

¿De qué va el 26-M?

JOSÉ ANTONIO Nieto Ballesteros

   
1 Comentario
01

Por JOSE 12:55 - 15.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Discrepo: hubo ganador neto, o servidor vio un debate distinto al narrado. Sin duda, el Sr Bellido (PP) ruborizó a Dª Isabel y a D. Pedro. Desmontó lo que Dª Isabel (Psoe) y D. Pedro (IU) trataban de atribuirse. Lamentándose, tras 4 años mandando, de la herencia que le dejó el PP en 2.015. Por cierto, mejor que el Aytº quebrado que, en 2.011, recibió el PP, al que ni los bancos, dada su situación financiera, le prestaban. Su lagrimeo me recordó el que atribuían al Sr. Rajoy cuando se refería, y justificaba, con la España en bancarrota que ZP le endilgó, obligado por Obama, y Merkel, a cambiar el Artº 135 de la CE. El Sr. Bellido y la Sª Albás, tildaron de hiper mejorables las gestiones de la GMU y Turismo: 2 años para una licencia de obras; 4 años esperan, ya, 4 hoteles; 6 el Palacio Episcopal y el Palacio de Congresos. Le afearon su persecución a la Mezquita, Hostelería, casas turísticas del Casco Histórico, la bajada de pernoctaciones y turistas. 1 año para modificar, ac hoc, lo que ya contemplaba el Pgou, para erradicar la única industria de la ciudad. A Dª Isabel le dijo que ha tenido 4 años para climatizar colegios poner ascensores, y obras en barrios que, por inconclusas, hubo que devolver sus subvenciones. El agotamiento de la 3ª prórroga para obras Grandes Ciudades: Regina, la Torre de la Inquisición, sin iniciarse, y el Templo Romano, al 20% con la empresa huida. Pérdidas y actividad cero en Vimcorsa parada Dª Isabel llegó al sumun criticando el C. Ferias y C. parado, sine die, llevando 8 años sin ninguno. De ejecutar solo el 30% del presupuesto. No saber invertir, pero subirá impuestos que aumentarán los 106 millones de tesorería ociosa, sin cancelar préstamos que devengan intereses. La Sª Ambrosio, fiel a la publicidad socialista, - atribuirse lo que no hace-, sin que haya conseguido el presente nos vuelve a hablar en futuro