+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

‘ACROSPORT’ SOLIDARIO

El IES Galileo Galilei pone el foco en las mujeres rebeldes

Participaron alrededor de 150 estudiantes de ESO y Bachillerato

 

Um momento de la gala celebrada en el IES Galileo Galilei. - A. J. GONZÁLEZ

PILAR L. CARMONA
28/02/2018

El centro cívico Fuensanta acogió ayer una gala de acrosport solidario llevada a cabo por alrededor de 150 alumnos de ESO y Bachillerato del IES Galileo Galilei.

La actividad consistió en un baile en el que se intercaló coreografía, acrobacias y elaboración de figuras humanas, todo ello enfocado hacia una temática en la que las mujeres fueron protagonistas.

Bajo el lema de Mujeres rebeldes, los estudiantes homenajearon a aquellas mujeres que, en un mundo de hombres, decidieron rebelarse y cambiaron la historia con su lucha. Ejemplo de ello fueron Clara Campoamor, Rosa Park o Madame Pompadour. Así, el objetivo principal de esta actuación fue dar a conocer, a través de una coreografía, la historia de las mujeres representadas. «Queremos reivindicar la importancia de estas mujeres y de todo lo que consiguieron, y evitar que vuelvan a caer en el olvido», indica Maraya Leiva, alumna de 2º de Bachillerato del IES Galileo Galilei.

La idea de reivindicar el papel de la mujer en la gala de Acrosport surgió cuando, en el primer trimestre, el profesor de Educación Física, Jorge Álvarez de Sotomayor, planteó actividades dedicadas especialmente a las chicas con el fin de que se rebelaran contra ciertas normas sociales impuestas, una idea que se ha ido extendiendo hacia otros ámbitos hasta llegar a convertirse en un lema en el IES Galileo Galieli.

Maraya Leiva, en representación del resto de alumnos implicados en la actividad, afirma que lo más complicado de esta actividad «ha sido tratar de reflejar la vida de cada una de las mujeres en el baile, ya que siempre se escapan algunos detalles».

A modo de entrada, los asistentes al evento aportaron un kilo de comida no perecedera por persona, y todo ello fue destinado a la Parroquia San Vicente Ferrer y más especialmente a todas aquellas mujeres con hijos a su cargo que se encuentran en situación precaria.