+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

por primera vez en córdoba

Una escuela infantil innova con un proyecto intergeneracional

En el primer taller, niños y mayores compartieron actividades y charlas. La guardería Cuenta Cuentos tiene previsto realizar un encuentro al mes

 

Un momento del encuentro entre alumnos de Cuenta Cuentos y mayores de la residencia El Yate. - A.J. GONZÁLEZ

Olga Alba
27/02/2019

Aprender a ver la vida a través de la mirada de alguien con más o menos experiencia, con distintas capacidades y limitaciones, puede resultar muy enriquecedor. Así lo concibe el equipo educativo y directivo de la escuela Cuenta Cuentos, quienes llevaban tiempo dándole vueltas a la idea de cómo ayudar a las personas mayores. El pasado mes de octubre vieron que en un centro de Granada llevaban a cabo un proyecto similar, por lo que se pusieron en contacto con ellos para conseguir orientación. «Empezamos a darle forma a nuestra idea y le presentamos la propuesta a la responsable de animación de la residencia de mayores El Yate, también ubicada en el barrio de la Fuensanta, como nuestro centro», explica Manuel Moyano, director de la guardería quien señala que el objetivo fundamental de este proyecto es fomentar la interacción y cooperación entre niños y mayores «a través del intercambio de experiencias».

«Con este encuentro intergeneracional también se transmiten valores como el respeto y la convivencia entre distintas edades y se incentiva la imaginación y la creatividad de los participantes», apunta Selena Reyes, una de las promotoras del proyecto.

dinámica / En esta iniciativa participan seis niños de las aulas de dos años. En cada visita, los pequeños recibirán a los mayores con una canción «de sus tiempos», explica Moyano, que sirve de bienvenida a cada taller y «también nos ayuda a romper el hielo en caso de que algún niño o anciano sea un poco más tímido» aclara. Para no romper demasiado la rutina de los más pequeños, cada sesión se hará de forma parecida al funcionamiento normal de la escuela: primero se celebra una asamblea motivadora hablando de un tema en concreto y después se da paso a las actividades de psicomotricidad, manualidades, etc. Según el director del centro, a la mayoría de familias les ha gustado la idea, dando el consentimiento correspondiente para que sus hijos participen de la actividad, si bien, solo se han podido seleccionar a seis niños por temas de espacio y viabilidad a la hora de realizar las actividades de la manera más cómoda posible para todos. Este proyecto se desarrollará a lo largo de este curso como piloto en Cuenta Cuentos 1, pero la idea de este equipo docente y directivo es exportarlo a los otros dos centros que conforman el grupo de estas escuelas infantiles para que sean muchos niños y mayores los que se beneficien de él.

Temas relacionados