+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el 2 de mayo se celebró el dia internacional contra LAS AGRESIONES EN LOS CENTROS

La Consejería de Educación anima a denunciar las situaciones de acoso

También hay disponible un teléfono gratuito de asesoramiento sobre convivencia escolar. Existe un protocolo de actuación que contiene orientaciones para toda la comunidad educativa

 

Un grupo de alumnos del IES Zoco en una actividad a favor de la convivencia pacífica en los centros. - CÓRDOBA

Olga Alba
22/05/2019

Para poder combatir el bullying es indispensable que cualquier caso que se pueda estar dando en un colegio o instituto salga a la luz. Éste es el primer paso para ponerle freno a una situación que, por mal llevada o desconocida, puede volverse un auténtico calvario no solo para el alumno que la esté padeciendo sino también para su familia. La Consejería de Educación, para favorecer la denuncia de estas situaciones, cuenta con protocolos de actuación tanto para los casos de acoso escolar como ciberacoso. Se trata de una serie de procedimientos para que, tanto familias como alumnado y profesorado, sepan qué hacer y a quién dirigirse en estas situaciones. Según Lourdes Baena, experta en temas de convivencia escolar y coordinadora en el IES Zoco de la Red Andaluza Escuela Espacio de Paz, «son muchos los casos de alumnado que se siente intimidado y agredido sin razón, algunos los que se jactan de asustar y pocos los que verdaderamente agreden y son agredidos». Si bien es cierto que, tal y como señala Baena, «todos tienen que ser corregidos, ayudados a analizar las situaciones que viven y guiados para cambiar la mirada».

detección temprana/ En el protocolo de la Consejería se presta especial atención a la detección temprana, determinando las actuaciones inmediatas que debe adoptar el centro para asegurar la integridad del alumno afectado. De igual manera, se incluyen las medidas disciplinares y educativas para restablecer el clima de convivencia como actuaciones con la víctima, con el alumno acosador o con el resto de compañeros que hayan podido asistir como observadores pasivos. «Es fundamental trabajar el pensamiento de perspectiva», apunta la experta, quien añade que «se trata de la habilidad para ponerse en el lugar del otro, en su piel. Es lo contrario al egocentrismo». Una actitud que «nos hace comprender mejor, para perdonar, ayudar, consolar, aconsejar y también oponernos con firmeza a quienes no tienen razón». Así, la empatía es el primer valor que se trabaja desde el propio centro educativo, algo que «no se compra en el mercadillo ni viene de serie en el último modelo de móvil, no te lo regala nadie, hay que trabajarlo para que se desarrolle», explica Baena.

Dentro de esta guía de la Consejería se contemplan también actuaciones específicas contra casos de ciberacoso. En este aspecto lo principal, para después actuar, es distinguir entre situaciones de acoso por parte de un adulto hacia el alumnado o casos de abuso por medios tecnológicos entre los propios menores.