+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Bienvenidos a Hogwarts

En el IES San Álvaro han puesto el punto y final del segundo trimestre de una manera original y diferente. ¿Cómo? Pues convirtiéndose en la escuela de magia del mismísimo Harry Potter

 

Alumnos y profesores caracterizados como los personajes de H. Potter - CÓRDOBA

O. ALBA FERNÁNDEZ
01/05/2019

¿Alguien ha pensado alguna vez que un instituto no puede ser un lugar divertido en el que es posible aprender de manera lúdica y amena? Si es así, se equivoca. Siguiendo la estética de los libros más famosos de la escritora J.K. Rowling, este centro educativo del Campo de la Verdad se ha impregnado del mundo mágico y de fantasía de Harry Potter. «¿Traes tu carta de admisión a Hogwarts?». Con esta pregunta, una alumna de 2º de ESO da la bienvenida a una compañera de clase, mientras juntas atraviesan un mural de papel que simula el andén 9 y 3/4, aquel por el que los jóvenes aprendices de magos viajan hasta la escuela de magia. A partir de aquí, se descubre la materialización de un proyecto educativo que el profesorado de este instituto vino desarrollando a lo largo de semanas. «Bajo el nombre de Un día en Hogwarts, hemos puesto en marcha una actividad multidisciplinar en la que el centro se ha transformado en el colegio de la saga del famoso Harry Potter», explica la profesora Victoria Partera. Durante una jornada lectiva completa, el alumnado pudo asistir a talleres en los que trabajaron contenidos curriculares con el universo mágico como hilo conductor y con el aliciente de la competición entre grupos. Según Partera, en este proyecto la ambientación y la participación del claustro ha resultado clave «para ofrecer al alumnado una experiencia educativa, lúdica e inolvidable». Una actividad que además «enlaza con las tendencias actuales de trabajo por proyectos y gamificación, entre otras».

A la justificación más teórica del proyecto, se suma que para el alumnado el juego se erige como una vía de relación con otros compañeros y una forma de conocimiento de su propio entorno. Según Victoria Partera, esta jornada ha constituido, además, «un cauce de mejora de la convivencia del centro, tanto entre el propio alumnado como entre éste y su profesorado, ya que ha propiciado un ambiente de cooperación donde todos tenían una función y tarea que aportar a la actividad».

Semejante despliegue de recursos se entiende cuando Inmaculada Serrano, otra de las profesoras implicadas en el desarrollo de la actividad, explica que «el motivo fundamental de todo esto responde a que hemos conseguido que nuestro alumnado lea un libro completo y se anime a leer más». Y es que el IES San Álvaro se encuentra en un entorno donde los hábitos de lectura no forman parten del día a día de los estudiantes.

Tal y como se narra en el libro, el reparto por grupos se llevó a cabo con un sombrero seleccionador mecanizado, que de forma aleatoria, realizó la distribución de alumnos en las cuatro casas conocidas: Gryffindor, Slytherin, Ravenclaw y Hufflepuff. De esta manera, «en una misma casa trabajaron de forma cooperativa estudiantes de diversos cursos, favoreciendo la convivencia, la atención a la diversidad y promoviendo actitudes en las que ellos mismos se han establecido como guías unos de otros», apunta Partera. Talleres de astronomía, runas antiguas, giratiempo, pociones, enfermería, música y un escape room son los retos que las distintas casas tuvieron que ir pasando enfrentándose al resto para conseguir puntos ya que, los dos mejores equipos, acabaron disputando un partido de Quidditch, el deporte favorito de Potter, en el que persiguen a una bola subidos en una escoba.