+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACTIVIDADES FORMATIVAS DEL PROFESORADO

Aprender jugando

El reciclaje o aquello de renovarse o morir cobra fuerza entre los docentes, que se cargan de artillería lúdica para ofrecer a sus alumnos un aprendizaje distinto, motivador y que les enganche

 

Material típico de un juego de fuga. - CÓRDOBA

Olga Alba
16/01/2019

«La escuela tiene que parecerse al mundo real, al entorno en el que nuestro alumnado se desenvuelve a diario». Con esta premisa, el asesor del Centro de Formación del Profesorado de Córdoba Manuel Ángel Jiménez indica cómo la innovación educativa trata de acercar las cosas que funcionan en diferentes ámbitos de nuestra sociedad a la educación. A finales de este mes, en concreto el día 29 de enero, se llevará a cabo una actividad formativa del CEP de Córdoba basada en las Escape-Rooms, un concepto que se corresponde con un juego inmersivo de aventura «en el que los participantes deben usar sus capacidades físicas y mentales para resolver enigmas y pruebas que conduzcan a desbloquear la puerta de salida antes de que termine un tiempo límite, normalmente 60 minutos», aclara Jiménez, asesor responsable de esta actividad formativa cuyo objetivo es descubrir nuevas tendencias en el diseño de situaciones de aprendizaje en el aula. «Los juegos nos enganchan, nos hacen protagonistas del proceso, aumentan el compromiso de los jugadores... objetivos muy deseables en clase, sea cual sea la asignatura y la edad del alumno», confiesa Jiménez.

Y es que la gamificación es un hecho en el aula. Ya en el pasado curso, en el marco de la primera edición de las Jornadas de Ciencias Experimentales, el CEP de Córdoba llevó a cabo su primera experiencia de Escape Room Educativo aplicado a la formación del profesorado. Y aunque no fue un juego de fuga en sí, se retó a los docentes participantes a resolver un crimen en función de una serie de evidencias teniendo que poner en práctica sus conocimientos científicos pues debían realizar experimentos para llegar a la solución del enigma. Para Manuel, «fusionar la esencia de los juegos con la didáctica de las materias es todo un reto para los docentes y desde el CEP queremos ayudar, guiar y dar recursos para que el alumnado de nuestro ámbito disfrute de profesorador mejor formado y más actualizado». En el 2017, en el marco de SIMO Educación, él y otros compañeros del CEP participaron en un juego de fuga junto a un centenar de docentes más. Tuvieron claro que organizarían formaciones orientadas tanto a vivenciar este juego como a diseñarlo.