+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PROGRAMA EDUCATIVO PARA PRIMARIA Y ESO

Andalucía Profundiza arranca otro año más con la participación de 36 centros

Los docentes que los dirigen destacan por sus buenas prácticas aplicadas en el aula. Los estudiantes formarán parte hasta mayo de proyectos de investigación en horario no lectivo

 

Dos alumnos trabajando en el proyecto Smart City: Bit del instituto Blas Infante. - CÓRDOBA

Olga Alba
11/03/2020

La de este curso es la décima edición de este programa puesto en marcha por la Consejería de Educación para la profundización de conocimientos para el 2º y 3º ciclo de Educación Primaria y ESO. En nuestra provincia son 36 los centros educativos que se unen a esta fóruma que se desarrolla en horario extraescolar en la que se toma como centro de interés elementos del propio currículo gracias a los cuales podrán abordar el conocimiento desde otras perspectivas y desarrollar de manera activa las competencias básicas. Los docentes que capitanean estos proyectos se caracterizan por propiciar un especial acercamiento del mundo científico al alumnado. Se trata pues de un programa con el que se pretende potenciar el interés de los estudiantes por la ciencia y la investigación, convirtiéndolos en agentes activos en la construcción de sus aprendizajes.

Existen cuatro modalidades en función de los distintos niveles educativos, siendo A y B para Educación Primaria y C y D para ESO. En cada centro se pueden constituir uno o varios grupos de alumnos hasta un máximo de cuatro si bien cada grupo será dirigido por un único docente.

conociendo una smart city/ El IES Blas Infante es uno de los institutos que participan en Andalucía Profundiza. Lo hacen con el proyecto Smart City: Bit dirigidos por el profesor Álvaro Molina Ayuso. Tal y como explica, el trabajo está basado en el uso del microcontrolador BBC micro:bit que servirá para que el alumnado mejore su entorno urbano diseñando, entre otros elementos, un carril bici inteligente. «Esta propuesta se basa en mejorar ciertos puntos del carril de nuestra ciudad en los que se cruza con la carretera», apunta Molina como es el caso del tramo que transcurre por la Avenida Carlos III próxima a este centro, donde la visibilidad para los vehículos está muy limitada. «Los alumnos tendrán que diseñar un sistema de alerta de manera que al aproximarse una bicileta al cruce, se mostrará una señal luminosa de pecaución para los vehículos que circulen por la carretera», explica el docente quien añade que «esta idea se completará con la programación de farolas que se activan o se apagan según el nivel de luminosidad, semáforos sincronizados o gestión de plazas de un aparcamiento». Estos alumnos también programarán distintos sensores de cercanía, ruido, nivel de agua y otros elementos para montar un sistema de domótica para una casa inteligente. Para trabajar con este recurso, los chavales utilizarán un lenguaje visual de programación por bloques para desarrollar competencias asociadas al pensamiento computacional. Según expone el responsable de la actividad, «con todo esto se pretende que los estudiantes se conviertan en ciudadanos críticos capaces de hacer propuestas de mejora del entorno urbano gracias a las habilidades y competencias desarrolladas en los centros educativos, empleando los recursos tecnológicos que tienen a su alcance». Para dar difusión al proyecto que elabore el alumnado, y dependiendo de las fechas en las que se pueda realizar dicho trabajo, el resultado final podrá ser enviado a la competición inernacional Code League organizada por la plataforma Science on Stage para lo que tendrían que elaborar un vídeo explicando el proyecto que desde el pasado jueves ya trabajan.

del aula al firmamento/ Rafael Enríquez Centella es el profesor del IES Averroes que dirige el proyecto Estudio del Cielo en la Ciudad de Córdoba. Tal y como su propio nombre indica es un trabajo en el que los alumnos participantes, trece en total, aprenderán a observar y orientarse viendo las estrellas pero sobre todo, «disfrutarán observando y conociendo lo que se puede ver en el cielo nocturno y diurno», apunta Enríquez. También añade que «estudiarán la calidad del cielo sobre nuestra ciudad, que es bastante mala, y así tomarán conciencia de que hay que evitar la contaminación lumínica». Además del Averroes, en este proyecto participan también el Colegio Séneca y el de Nuestra Señora de las Mercedes.

subiendo hacia el futuro/ El IES Maimónides es un veterano en el programa Profundiza. Este curso participa con la novena edición de Limasat-Sonda, con José María Muñoz Vidal a la cabeza del proyecto. En el curso pasado lanzaron un globo sonda con el que pudieron medir presiones, temperaturas y hasta testearon sistemas de localización ideados por los alumnos. Este año volverán a repetir incluyendo algunas novedades.

Para poder llevar a cabo sus proyectos, los centros que participan en el programa reciben 500 euros en concepto de gastos de funcionamiento extraordinarios y que son asignados por cada uno de los grupos que desarrollen el programa.