+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Editorial

Empleo irregular

 

08/12/2019

Sin haber aumentado los efectivos o el número de actuaciones, la Inspección de Trabajo ha hecho aflorar el último año 2.469 empleos irregulares en la provincia, casi el triple que en el ejercicio precedente, en el que esta instancia oficial detectó a 911 trabajadores sin dar de alta en Córdoba. Si ha sido un mayor tino de los inspectores en los centros de trabajo que visitan, o se refleja un aumento de las denuncias, o el incremento responde a un aumento de la ya de por sí excesiva economía sumergida de la provincia es difícil de dilucidar. Quizá sea una mixtura de las tres cosas, pero indica que, como señalan los sindicatos, la provincia necesita más recursos para dedicarlos a combatir este fraude que hace un enorme daño, no solo a la recaudación de la Seguridad Social, sino al futuro de los empleados que no cotizan y se verán perjudicados en el futuro por unas pensiones más bajas -y que si sufren una enfermedad o un accidente laboral estarán indefensos- y al equilibrio de la economía, ya que los empresarios que se ahorran costes de esta manera tan poco ética están compitiendo deslealmente con los que sí cumplen sus obligaciones. Más inspección, por tanto, más medios para hacer cumplir la normativa, pero también más acción de los sindicatos y mayor concienciación de los empresarios y de la propia sociedad. El estado del bienestar no puede sostenerse si gran parte de la sociedad busca estas y otras tantas triquiñuelas para eludir sus responsabilidades.