+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PUGNA LEGAL

Tous pierde una batalla contra el osito gallego

Una juez absuelve a un empresario orensano al que la empresa reclamaba 350.000 euros por vender joyas parecidas a las de su logotipo

 

Tous pierde una batalla contra el osito gallego - MARC VILA

JUAN OLIVER
08/02/2018

El juzgado de lo Penal Número 1 de Ourense ha absuelto a la empresa gallega Joya y Diseño Oro, que presume de ser la mayor distribuidora de joyería en España, de un delito contra la propiedad industrial del que le acusaba la catalana Tous.

La firma de Manresa había denunciado a su competencia por vender joyas que supuestamente imitaban la forma de su icónico osito, así como la de otros diseños emblemáticos que tiene registrados. Tous exigía una indemnización de 350.000 euros –70.000 euros por cada año en los que Joya y Diseño vendió esos productos sin licencia–, además de dos años de cárcel para su dueño, el empresario Antonio Daniel Domínguez Rodríguez.

La sentencia, publicada recientemente y que Tous puede recurrir ante la Audiencia Provincial de Ourense, aclara un caso que se inició en octubre del 2012, cuando la denuncia de los joyeros catalanes provocó una sonada redada simultánea de la policía nacional en 14 ciudades españolas, desde Gijón a Sevilla pasando por Madrid, Ciudad Real, Valladolid y Santiago de Compostela, entre otras localidades. Decenas de agentes se plantaron el mismo día y a la misma hora en una veintena de tiendas de Joya y Diseño para incautarse de las supuestas imitaciones, para interrogar a los dependientes y buscar pruebas de ese supuesto plagio industrial que, más de cinco años después, la juez considera inexistente.

Ciertas similitudes
En su fallo, la magistrada Blanca Díez Mediavilla admite que las joyas intervenidas por la policía «guardaban ciertas similitudes en cuanto a diseño con las marcas y modelos industriales registrados por Tous». Pero argumenta que esas coincidencias no lo eran «en todas las características». Así, el osito de Joya y Diseño «era distinto al de Tous en los ojos, el flequillo y las manitas (sic)», y en los colgantes con otros modelos de la firma, como las figuras de niños y niñas, se apreciaban otras diferencias «a simple vista».

En ninguna tienda se hallaron más indicios de que Joya y Diseño vendiera como originales las supuestas copias, que a su vez adquiría a una firma cordobesa. Y los dependientes declararon que a los clientes que preguntaban, incluidos dos policías de paisano que se presentaron en una de las tiendas, se les explicaba que no eran joyas de Tous.

El osito fue una creación de Rosa Oriol, esposa del hijo del fundador de la firma, que en 1985 transformó en colgante de oro la figura de un típico peluche infantil. Acabó convertido en emblema e imagen de la marca, pero según la jueza aquella «idea básica» no es inimitable, al menos a efectos penales y porque las creaciones derivadas de ella están amparadas por «la libertad del mercado».