+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONSECUENCIAS DEL CORONAVIRUS

El Santander manda a teletrabajar a unos 10.000 empleados en Madrid

El banco insta a sus accionistas a seguir a distancia la junta general del próximo 3 de abril La filial española del grupo lanza una línea de liquidez para pymes y autónomos de 20.000 millones

 

La sede central del Banco Santander, en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. - DAVID CASTRO

Pablo Allendesalazar
10/03/2020

El Santander ha "pedido" a los en torno a 10.000 empleados de sus sedes corporativas en Madrid que teletrabajen durante los próximos 15 días, en línea con la recomendación de los gobiernos central y autonómico por la crisis de coronavirus. Además, el banco ha instado a sus accionistas a participar en la próxima junta del 3 de abril aprovechando los canales de "asistencia remota, es decir, sin presencia física" y ha anunciado una línea de liquidez para pymes y autónomos de créditos preconcedidos a un año por importe de 20.000 millones de euros.

El consejo de administración del Santander se reunió ayer lunes en sesión extraordinaria para analizar la situación generada por la enfermedad y sus planes de contingencia, dirigidos a prevenir el contagio y asegurar que el banco siga prestando sus servicios con normalidad. El teletrabajo en Madrid se suma a otras medidas adoptadas ya por la entidad en las últimas semanas en todos los países en los que opera, como limitar los viajes que no fueran imprescindibles y evitar las reuniones con un número elevado de empleados.

El banco también ha anunciado que sus filiales en cada país en los que opera irán desvelando medidas para apoyar a sus clientes. En esta línea se enmarcan los 20.000 millones en créditos preconcedidos anunciados por su unidad en España, con los que pretende "garantizar la liquidez a corto plazo" de las pymes y los autónomos ante los impactos económicos de las medidas de contención del coronavirus y dar a las empresas afectadas "mayor flexibilidad en la gestión de su flujo de caja". Asimismo, se ha comprometido a "analizar en detalle cualquier necesidad de financiación que puedan tener sus clientes, independientemente del sector de actividad".

Medidas para la asamblea

El consejo también aprobó una serie de medidas relativas a la junta, después de determinar que, "a día de hoy", la mejor opción es mantener la fecha prevista, "tras haber evaluado en detalle las ventajas e inconvenientes que conllevaría una posible cancelación de la misma o su retraso hasta una fecha posterior por determinar". La asamblea ha reunido otros años a más de 2.000 personas en el Palacio de Exposiciones y Congresos de la ciudad de Santander. En concreto, ha reforzado los canales de asistencia remota, ha dejado la puerta abierta a habilitar "equipos y locales" para seguirla a distancia, y ha explicado que, "si fuera necesario, la disposición de las salas donde se celebrará será modificada, así como la distancia mínima entre cada asiento" con el fin de proteger la salud de los asistentes.

"La salud de nuestros empleados, clientes y accionistas es de máxima prioridad para el banco y en las últimas semanas hemos tomado una serie de iniciativas para proteger su bienestar al tiempo que aseguramos que el banco sigue operando con normalidad", ha afirmado en una nota Ana Botín, presidenta del grupo. "Rogamos a todos los accionistas que planifiquen su participación por canales a distancia o se pongan en contacto con la línea de atención al accionista si necesitan ayuda. Esta decisión es coherente con nuestro objetivo de proteger la salud de todos nuestros grupos de interés ('stakeholders') y de asegurar que nuestros accionistas pueden ejercer plenamente todos sus derechos", ha añadido respecto a la junta.