+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Cambios en el negocio hospitalario

La sanidad privada se concentra

El grupo alemán se convierte en el líder del mercado en España. La compra de QuirónSalud por Fresenius Helios afianza el proceso

 

Intervención en un quirófano de un hospital del grupo QuirónSalud, el pasado abril. - GRUPO QUIRÓN

AGUSTÍ SALA
12/09/2016

Concentración. Esa es la tendencia de la sanidad privada. «España es foco de atracción de inversores en sectores vanguardistas, como el de la salud», destaca la Fundación Idis, que agrupa a los principales actores del sector privado. Es más, «lo normal es que se siga avanzando en este proceso», que se produce en todo el mercado europeo, «donde las cadenas hospitalarias son mucho más grandes que en España», añaden.

La compra de QuirónSalud esta semana por el grupo alemán Fresenius Helios por 5.760 millones de euros es una prueba de ello y de que la tendencia sigue. El comprador, un coloso alemán de la salud, se convierte de golpe en el líder del mercado español, en el que no estaba. Logra hacerse al menos con el 10% de un sector conformado por un total de 450 hospitales (el 57% de todos los centros hospitalarios existentes), entre ellos la Teknon en Barcelona o el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz en Madrid.

Además quintuplica la facturación del segundo del mercado, Ribera Salud, que gestiona áreas de salud pública en la Comunidad Valenciana, propiedad a partes iguales del Sabadell y la estadounidense Centene Corporation. De todas formas se le acerca Vithas (controlado por la familia Gallardo, principales accionistas de Almirall, con el 80%; y Criteria, el hólding de participadas de La Caixa), que ha movido ficha, que de 300 millones de facturación en el 2014 pasó a 320 en el 2015.

Vithas se ha hecho con «cerca del 50%» de Hospitales Nisa, pero afronta la oposición de accionistas liderados por el presidente de este grupo valenciano, Manuel Giner Quilis. El objetivo de Vithas es alcanzar la mayoría para sumar siete hospitales a los 12 que ya posee, de los que 10 proceden de la antigua red de Adeslas.

El proceso de integración tiene lógica, según los expertos. En el sector asegurador de la salud, que son los principales clientes de los grupos hospitalarios, entre cuatro o cinco compañías copan entre el 75% y el 80% del mercado y «en el ámbito de la provisión no ocurre lo mismo», según la Fundación Idis.

LAS ASEGURADORAS / Ya cuando se produjo la absorción de Quirón por IDC Salud, del fondo CVC, en el 2014, María Cordón, entonces consejera delegada del Grupo Quirón, afirmó que se trataba de un movimiento para negociar de tú a tú con las aseguradoras. Luego la familia Cordón salió del capital y la compañía, controlada por una firma de capital riesgo y desarrolló una política de crecimiento para atraer futuros compradores. Es una estrategia común en firmas como CVC.

Lo que cambia es que la desinversión suele ser en cuatro o cinco años. En este caso, apenas han trancurrido dos años, pero con grandes plusvalías que también ha beneficiado al primer ejecutivo de QuirónSalud, Víctor Madera, que seguirá al frente y que ha recibido acciones de Fresenius valoradas en 400 millones.

En todo caso, el nuevo dueño de QuirónSalud, al ser una compañía del ramo, da estabilidad y permitirá consolidar las compras de los últimos meses (Ruber en Madrid o Clínica Rotger, en Palma de Mallorca) a la vez que otorgará «a Fresenius una salida natural hacia el mercado latinoamericano», explica Manel Peiró, profesor de Esade y experto en organizaciones sanitarias.

Pero queda aún mucho espacio para la concentración. Al margen de órdenes religiosas como San Juan de Dios o Hermanas Hospitalarias, que carecen de afán de lucro; existen aseguradoras con hospitales propios, como Sanitas, Asisa, que ha creado el grupo hospitalario HLA; o Fiatc; o entidades cooperativas como Hospital de Barcelona; en la capital catalana, auténtico hub de la sanidad privada. También hay todavía centros independientes como la Clínica Corachán, controlada por Javier Moll (Editorial Prensa Ibérica); o Tres Torres, de Gabriel Masfurroll (antigua USP).

De hecho, ante la posibilidad de que la Clínica Sagrada Familia, de Barcelona, cayera en manos de HM Hospitales, un grupo familiar con presencia en Madrid y Galicia, Laboratorios Echevarne ejerció en abril pasado su derecho preferente de compra y se hizo con el control. En todo caso, los expertos auguran próximos movimientos.