+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Decisiones económicas para el nuevo año

Sánchez deja para enero subir las pensiones el 0,9%

La subida salarial del 2% para tres millones de empleados públicos es otra medida pendiente. El alza del salario mínimo también se aparca hasta la constitución de un nuevo Gobierno

 

Isabel Celáa durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. - JOSÉ LUIS ROCA.

Rosa María Sánchez Rosa María Sánchez
28/12/2019

El Gobierno en funciones sigue adelante con su propósito de subir las pensiones el 0,9% con efectos desde el 1 de enero del 2020 pero ha optado por retrasar la decisión a los primeros días del próximo mes, en la confianza de que para entonces ya exista un nuevo Ejecutivo plenamente constituido. Así lo anunció ayer la ministra portavoz en funciones, Isabel Celáa, tras la última reunión del año del Consejo de Ministros.

También se ha dejado en suspenso, a la espera de la constitución del previsible nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, la decisión sobre el salario mínimo interprofesional (SMI) que debe regir las relaciones laborales del 2020. Celáa recordó que el propio Sánchez transmitió a los representantes de empresarios y sindicatos su propósito de adoptar cualquier decisión relativa al SMI en el marco del diálogo social.

La ministra portavoz recordó que el compromiso electoral del PSOE (coincidente con el de Unidas Podemos) es llevar el SMI al 60% del salario medio al final de la legislatura (eso implicaría pasar de los 900 euros actuales a 1.166 euros, con datos del 2019). Así, añadió que salario mínimo del 2020 se negociará de acuerdo con ese objetivo, sin llegar a precisar si, en efecto, habrá una subida el año próximo.

Otra de las medidas que se deja en espera de la constitución de un nuevo Gobierno es la subida salarial del 2% con fecha de 1 de enero acordada para tres millones de empleados públicos.

Aparcar todas estas decisiones afecta a millones de personas. La ministra Celáa confió en que la investidura de Pedro Sánchez, pendiente de la negociación con ERC, llegue «lo antes posible» para desbloquearlas.

Ciudadanos registró ayer en el Congreso una batería de preguntas en las que acusa al Ejecutivo de convertir a los pensionistas en «rehenes de sus negociaciones con ERC y Unidas Podemos. En el caso de las pensiones, la decisión adoptada por el Consejo de Ministros implica suspender la aplicación del artículo 58 de la Ley General de la Seguridad Social, que fija una subida del 0,25% de las pensiones. Así, el 2020 se iniciará con las prestaciones congeladas en espera de que un nuevo Gobierno pueda aprobar la subida del 0,9% anunciada por Sánchez.

Según la ministra Celáa se ha optado por esta vía para evitar «los costes administrativos y logísticos» que conllevaría adoptar ahora un primer escalón de la subida (del 0,25%) y luego, un segundo escalón (del 0,65%) en enero, hasta completar el 0,9%. La ministra descartó una subida más intensa con el argumento de que «este es el IPC que ha resultado en el 2019». La subida del 0,9% supondrá un incremento de 10,3 euros al mes para la pensión media de jubilación, de 1.143 euros.

SINDICATOS

La decisión de congelar ahora las pensiones y el salario mínimo interprofesional forma parte del real decreto-ley de prórroga tributaria, catastral y de la Seguridad Social aprobado ayer en el Consejo de Ministros. El decreto-ley sirve, además, para volver a prorrogar al 2020 los Presupuestos Generales del Estado del 2108, los últimos del expresidente Mariano Rajoy.

Al no haberse aprobado unas nuevas Cuentas, el Presupuesto del Estado que se prorroga para 2020 asciende a 277.933 millones de euros. Este es el resultado de prorrogar el Presupuesto inicial del Estado vigente en 2019. Los presupuestos de los organismos autónomos que se prorrogan para 2020 ascienden a 38.949 millones de euros.

El sindicato CCOO valoró ayer la medida incorporada al decreto-ley aprobado ayer para prorrogar al 2020 la «cláusula de salvaguarda» que permite que las personas despedidas por expedientes de regulación de empleo (ERE) antes de la reforma de las pensiones del 2013 puedan acceder a la jubilación con el régimen anterior si es más ventajoso. Con todo, el sindicato considera que la fórmula más adecuada debería ser recuperar definitivamente lo pactado en el 2011.

Temas relacionados