+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INFORME DE FACUA

Las operadoras de telecomunicaciones concentran una de cada cuatro denuncias de los consumidores

Banca y sanidad ocupan el segundo y el tercer puesto del ranking. La asociación reclama multas ejemplarizantes contra los fraudes masivos y que el Ministerio de Consumo tenga competencias sobre ello

 

Un grupo de personas consulta sus teléfonos móviles. -

13/02/2020

Las compañías de telecomunicaciones acapararon el 24,5% de las denuncias de los consumidores en la asociación Facua el pasado año. El segundo sector con más reclamaciones fue el de la banca y los servicios financieros, con el 14,1%. La sanidad se situó en tercera posición con el 10,9%, como consecuencia de las irregularidades y el cierre de las clínicas iDental.

En este periodo, los equipos jurídicos de Facua abrieron 9.303 expedientes de reclamación en representación de sus asociados. En cuanto a las consultas planteadas por los consumidores en las oficinas de las organizaciones territoriales de Facua, la cifra alcanzó las 39.403.

La asociación critica la "escandalosa falta de actuaciones de las autoridades con competencia en protección de los consumidores a nivel estatal y autonómico ante los gravísimos fraudes que se vienen produciendo estos últimos años". Pone como ejemplo el caso del 'dieselgate' y las cláusulas suelo. Por ello, la asociación reclama que el nuevo Gobierno asuma como prioritarias las políticas de defensa de los usuarios y que se emprendan cambios legislativos "a fin de que el nuevo Ministerio de Consumo sea dotado de competencias para aplicar multas ejemplarizantes ante los fraudes masivos". Y es que desde que comenzaron a aprobarse las leyes de consumo en los años 80, la potestad sancionadora ha estado exclusivamente en manos de las comunidades autónomas.

En los últimos años, las telecos solo han sido desbancadas en momentos puntuales por el estallido de fraudes masivos como el caso Volkswagen, el cierre de iDental o la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que favoreció la avalancha de acciones de los usuarios contra la banca por la cláusula suelo.

El fraude de las cláusulas suelo continúa situando a la banca como el segundo sector con más reclamaciones en Facua en el 2019, con el 14,1%. La reclamación de los gastos de formalización de hipotecas, otras cláusulas abusivas en préstamos y el cobro de comisiones de forma irregular también han protagonizado buena parte de los expedientes abiertos el año pasado por los equipos jurídicos de la asociación y sus organizaciones territoriales.

El cierre de las clínicas odontológicas iDental dio lugar a que unos 5.000 afectados se uniesen a Facua, de los que 847 se han personado ya en la causa penal abierta en la Audiencia Nacional.

El ranking de sectores con más reclamaciones en Facua se completa con el transporte, fundamentalmente el aéreo, con el 7,3% de las denuncias. Además de incurrir en numerosos casos de grandes retrasos y cancelaciones, las compañías incumplen habitualmente la obligación de asistir a los afectados con comida y alojamiento durante la espera, abonarles compensaciones económicas directas -de entre 250 y 600 euros en función del tipo de vuelo- más las posibles indemnizaciones por daños y perjuicios.

En quinto lugar, las compañías de electricidad y gas, que han sido objeto del 7,2% de los expedientes abiertos en el 2019, motivados principalmente por irregularidades en las facturas y engaños en la contratación. Aunque el Gobierno prohibió por fin las visitas puerta a puerta por el altísimo índice de fraudes, todavía hay compañías que siguen realizándolas y además los usuarios siguen siendo víctimas de ofertas engañosas a través de grandes campañas publicitarias o de la información facilitada por los comerciales de las compañías que se ubican en estands de numerosas grandes superficies. Las grandes empresas del sector hacen creer que sus tarifas de mercado libre abaratarán las facturas, cuando generalmente son más caras que la tarifa semirregulada (PVPC).