+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Empleo

Gobierno, patronal y sindicatos aspiran cerrar la prórroga de los ertes la semana que viene

El Ejecutivo y los agentes sociales concluyen con optimismo la primera reunión técnica y se citan el jueves para la siguiente

 

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, José Luís Escrivá, se reúnen con los agentes sociales en Palma de Mallorca. - ATIENZA (EFE)

Gabriel Ubieto
07/09/2020

El Gobierno, la patronal y los sindicatos han finalizado con optimismo la primera reunión técnica para pactar la cuarta prórroga de los ertes. Hasta el punto de que las partes han coincidido en señalar su voluntad de tener cerrado un pacto a lo largo de la semana que viene. El Ejecutivo y los agentes sociales se han vuelto a citar este jueves para proseguir con las conversaciones, ya con un primer borrador sobre la mesa que los ministerio de Trabajo y Seguridad Social confeccionarán con las líneas maestras verbalizadas este lunes.

De los consensos, a priori, más factibles a las cuestiones que separan más a unos y a otros. Con ese tino han iniciado las conversaciones para la que está llamada a ser cuatra prórroga de los ertes. Ya en la fotografía buscada en Palma de Mallorca la semana pasada traslució uno: los trabajadores afectados por un erte de larga duración no pueden ver menguar su prestación. Ese es el primer punto en el que los agentes sociales y el Gobierno pueden decir que hay "bastante consenso", según han admitido fuentes del Ministerio de Trabajo.

Ahora es turno de comenzar a tachar borradores e intercambiar ideas. Hay dos puntos en los que las partes no tendrán tan fácil, a priori, llegar a un acuerdo. El Gobierno apuesta por renovar específicamente para solo los sectores más afectados la prórroga. Los agentes sociales rechazan limitar las ayudas por sectores, pues entienden que la propia necesidad de los mismos hará el cribado.

Otro elemento a debate serán las fechas. Hasta ahora se ha ido moviendo ficha trimestre a trimestre, revisando las condiciones en cada renovación. La patronal quiere ir directamente a junio del 2021, los sindicatos no ven mal el esquema trimestral y el Gobierno no se ha mojado públicamente todavía si va a seguir apostando por este o no.

Las cuantías de las ayudas para las empresas serán la otra gran variable clave. Pues ello determinará el coste de la factura total que deberá asumir el erario público para blindar el empleo de los poco más de 800.000 trabajadores que todavía siguen en erte.