+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

efectos de la pandemia

Las claves de las previsiones del Gobierno

El Ejecutivo prevé un desplome económico intenso pero con una mayor recuperación que la estimada por el FMI

 

La ministra de Asuntos Económicos Nadia Calviño. - MONCLOA / EFE

Agustí Sala
01/05/2020

Prestaciones parsa mitigar el golpe

Según la actualización del programa de estabilidad remitada por el Gobierno a Bruselas, una de las variables que pemiten mitigar los efectos de la crisis del coronavirus a nivel social y económico son las medidas como los expedientes de regulación temporal de empleo (ertes) o prestraciones especiales para autónomos, así como los avales del ICO para facilitar liquidez a las empresas. Entre ertes y distintas prestaciones, un total de 7.162.000 personas reciben algún apoyo económico,lo que supone en torno al 30% del total de la población ocupada. Estas medida forman parte de lo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, denominó el escudo social frente a la crisis.

Factura de 138.923 millones

Según el Gobierno, el coste de las medidas aplicadas para minimizar el efecto de la crisis del coronavirus es ya de 138.923 millones de euros. En el capítulo de los gastos se prevén 28.403 millones de euros que se dividen en un crédito extraordinario para Sanidad de 1.400 millones de euros; entregas a cuenta a las autonomías por 2.867 millones; gastos relacionados con ertes por 17.894 millones de euros; y bajas laborales por 1.355 millones. En el campo de ingresos se prevé una minoración por 6.120 millones, por la reducción del IVA al 0% en compras sanitarias (1.022 millones); prestación extraordinaria por cese (981 millones); y exenciones y moratorias en cotizaciones sociales (2.907 millones). En términos de proveer de liquidez a las empresas se han previsto 104.400 millones, fundamentalmente en forma de créditos ICO.

Un desplome sin parangón

El derrumbe que experimentará la economía española, que el Gobierno ha situado en el 9,2% no se ha visto jamás en tiemnpos de paz. De hecho, el descenso trimestral experimentado en el primer trimestre, del 5,2%, caerece de precendentes en toda la serie histórica elaborad por el Instituto Nacion al de Estadística (INE), que emepzó a hacerse en 1970. Y con anterioridad, un desplome abrupto de tal magnitud solo se encontraría en el periodo de la guerra civil española, hace más de 80 años. El crecimiento del PIB fue el año pasado del 2% y con el alza prevista del 6,8% no se recuperará el nivel precrisis hasta al menos el 2022.

El consumo, la gran víctima

El consumo de los hogares y de las familias, uno de los componentes que más pesa en el producto interior bruto (PIB) es una de las grandes víctimas de esta crisis. El Gobierno estima que se producirá un descenso de esta variable del 8,8% este, después de un crecimiento del 1,1%. Como sucede con el conjunto de la economía la recuperación se quedará a medias, con el 4,7% en el 2021. Otro elemento que sufre son las importaciones, con una caída del 31% este año, asi como la inversión, que se desplomarña el 25,5%. También las exportaciones se verán afectadas con la crisis, con una caída del 27,1%.

Mayor caída pero mayor recuperación

El Gobierno considera que ha sido prudente al estimar un descenso del 9,2% del PIB este año. El Banco de España dibujó la semana pasada un escenario con una caída del 6,6% y del 13,6% en la peor de las opciones. El BCE, por su parte, habla de entre el 5% y el 12% y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su úlitmo informe anual de primavera calculó que el hundimiento de la economía española sería este año del 8%, menor que lo que estima el Ejecutivo de Pedro Sánchez; y que la recuperación sería del 4,3%, mucho menor que lo prevé el Gobierno, que es mucho más optimista y sitúa el crecimiento para el 2021en el 6,8%.

Temas relacionados