+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

advertencia

Bruselas vuelve a reprobar la alta temporalidad en España

La Comisión Europea concluye que siguen persistiendo los "desequilibrios" en la economía española

 

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici (izquierda), y el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el euro, Valdis Dombrovskis, durante una rueda de prensa en el Parlamento de Estrasburgo. - PATRICK SEEGER (EFE)

SILVIA MARTINEZ
27/02/2019

Pese al cambio de gobierno en España los reproches no han variado y el mensaje se repite invariablemente año tras año en el examen sobre desequilibrios macroeconómicos que realiza la Comisión Europea. El crecimiento económico sigue siendo robusto en España, a un ritmo superior al del resto de países de la Eurozona, pero es uno de los diez Estados miembros que siguen experimentando “desequilibrios” debido a los elevados niveles de deuda (tanto pública como privada), y, sobre todo, por las altas tasas de desempleo y una elevada temporalidad en los contratos.

El Ejecutivo comunitario reconoce que al crecimiento y el entorno de bajos tipos de interés han ayudado a mejorar la situación económica y que el paro sigue bajando, pero se mantiene "alto" sin que las autoridades españolas hayan conseguido resolver el principal problema al que se enfrenta el mercado laboral español: su alta segmentación y temporalidad.

La proporción de trabajadores temporales no ha aumentado sustancialmente en los últimos años, pero hay estados miembros que siguen experimentando niveles persistentemente superiores al 15% .Este es el caso de Eslovenia, Polonia, Portugal, Italia y Croacia pero también España donde el 60% de este tipo de contratos corresponden a jóvenes. El problema, alerta Bruselas, es que más de la mitad de las personas que tienen contratos temporales no son capaces de encontrar empleos fijos.

El resultado es un riesgo de elevado de pobreza y exclusión social entre los trabajadores, especialmente entre los autónomos, los trabajadores a tiempo parcial, los empleados inmigrantes de terceros países y los trabajadores temporales.