+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PRESTACIONES PÚBLICAS

El año 2017 cierra con solo 2,2 cotizantes por cada pensionista

La caída de afiliados desempleados no se ve compensada con nuevos trabajadores. Es la ratio más baja desde 1999, motivada por el mayor aumento de las juvilaciones

 

Protesta de pensionistas reclamando una subida de acuerdo a las necesidades actuales. - CHUS MARCHADOR

AGENCIAS / MADRID
08/01/2018

La relación entre los afiliados a la Seguridad Social, con cuyas cotizaciones se paga la base de las pensiones, y los pensionistas empeoró en el 2017, hasta situarse en el nivel más bajo de esta ratio desde 1999. El sistema de Seguridad Social contaba a finales del 2017 con 19.455.384 cotizantes y 8.705.707 pensionistas, lo que significa que hay 2,23 afiliados por cada perceptor de pensión.

El equilibrio entre cotizantes y pensionistas empeoró respecto al 2016, cuando se situó en 2,27 cotizantes por jubilado. Mientras que el número de pensionistas ha aumentado en más de 96.000, el de cotizantes (trabajadores y desempleados) ha disminuido en 129.271 personas.

Según el Ministerio de Empleo, hay que remontarse a 1998 para encontrar una ratio más baja a cierre de año, de 2,15 en cuanto al equilibrio entre afiliados y pensionistas. La mínima se contabilizó en 1996 (2,06).

Por el contrario, el mejor equilibrio entre cotizantes y pensionistas de la serie histórica se logró en diciembre del 2007, con una relación de 2,71, cifra que disminuyó de una forma progresiva hasta los 2,23 que se registraron el año pasado.

18,3 MILLONES DE TRABAJADORES

A cierre del 2017, el balance anual del Ministerio de Empleo y Seguridad Social muestra que había 19,45 millones de afiliados, de los cuales 18,33 millones eran trabajadores y los otros 1,12 millones eran desempleados, que contribuyen al sistema a través de las cotizaciones que incluye el subsidio de paro.

El número de afiliados ocupados marcó su máximo en el 2007, con 19,2 millones de cotizantes, y a partir de ese año, con la crisis económica, comenzó a disminuir hasta marcar los 16,2 millones en el 2013, la cifra más baja en 10 años. Desde entonces, la Seguridad Social ha recuperado dos millones de afiliados ocupados: 417.574 cotizantes más, en el 2014; 533.186, en el 2015; 540.655, en el 2016, y casi 600.000, en el 2017.

Frente a esto, el número de afiliados desempleados ha disminuido en 718.481 personas, que han dejado de percibir la prestación contributiva.

Este colectivo marcó su máximo en el 2009, cuando 2,87 millones de personas cotizaban por la prestación por desempleo que percibían. A partir de ese momento, el número ha ido disminuyendo hasta registrar 1.124.277 afiliados desempleados a finales del 2017, la menor cifra desde el 2004. Al tener en cuenta tanto a trabajadores como a desempleados, el número total de cotizantes al sistema se ha reducido en 129.271 personas en este último año.

Mientras, el número de pensionistas no ha parado de crecer hasta aumentar en más de un millón en la última década. En el 2017 sumó casi 100.000 más.