+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PRECARIEDAD LABORAL

El 73% de los jóvenes parados de larga duración no tiene estudios

USO pide impulsar la formación dual y aplicar "sin abusos" el contrato formativo

 

Una fila de parados en una oficina de empleo. -

ALICIA GRACIA
09/08/2018

La recuperación económica, que ha venido acompañada de récords en afiliación y caída del paro, no está llegando a los jóvenes, sobre todo a aquellos que no poseen estudios superiores. Así lo plasma el estudio ‘Situación laboral de la juventud en España’ presentado este jueves por la Unión Sindical Obrera (USO), en el que se destaca que el 73,09% de los jóvenes parados de larga duración tiene como máximo el título de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Pero los que cuentan con un trabajo tampoco lo tienen todo ganado: la tasa de estabilidad en el empleo de los menores de 30 años se sitúa en el 8,19%, tres puntos inferior respecto a la época precrisis (en el 2008 se situó en el 11%). Así, destaca la temporalidad en la contratación juvenil, ya que el 55% de los contratos a jóvenes firmados en el 2017 fue de menos de tres meses.

La escasa calidad del empleo repercute directamente en la independencia económica de los españoles menores de 30 años. Según los datos recogidos por USO, solo el 19,4% del colectivo está emancipado y apenas el 4% puede permitirse vivir solo, de los cuales el 29% reconoce no tener independencia económica. Además, destaca el alto porcentaje de los ingresos que los jóvenes tienen que dedicar al alquiler o la hipoteca: el 61% del salario de los jóvenes que han conseguido comprarse una vivienda va destinado a la hipoteca y un 69% de los ingresos de quienes viven de alquiler va dirigido al arriendo.

Para revertir la situación, USO reclama impulsar la formación profesional dual y la inserción laboral a través de la aplicación, "sin abusos", de contratos formativos en empresas que se complementen con el programa de Garantía Juvenil con cargo a los Presupuestos del Estado en lugar de a fondos europeos, como ocurre actualmente. 

En este sentido, el sindicato subraya que los contratos formativos apenas representaron el 0,7% del total firmado el pasado mes de julio y reclama una “nueva modalidad de contrato de inserción”, similar al modelo alemán, “que facilite verdaderamente la transición de los jóvenes a la vida activa”.