+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

NOMBRES PROPIOS

Rafa Navarro, Piovaccari y Andrés Martín

El entrenador puso un once inexplicable, el delantero italiano cambió a mejor a su equipo y el joven sevillano es la revelación de la temporada

 

Piovaccari ayer, en el estadio Carlos Tartiere. - ÁLVARO CAMPO / LOF

Ignacio Luque Ignacio Luque
22/04/2019

RAFA NAVARRO / MUY RARO

Una lista incomprensible y un once aún más inexplicable

La lista dejaba más de una duda al acumular hombres de características parecidas. Si el equipo está falto de hombres de banda por la elección del mercado invernal, existe algún elemento que bien podría realizar esa labor como recambio y que ayer pudo venir bien por la lesión de Jaime Romero. Además, la inclusión de Andrés como nueve ante un rival con tres centrales es, cuanto menos, discutible, por no incidir en otros nombres. En cualquier caso, se volvió a ver el problema físico del equipo, algo nada achacable a él, y la hora de partido, de algo más que aprobado, que realizó el Córdoba. 

PIOVACCARI / PICHICHI BLANQUIVERDE

Anotó uno y pudo marcar más; clave en el cambio de fisonomía

Tan extraña fue la situación de Andrés Martín, alineado de delantero centro, como la de Federico Piovaccari, en el banquillo de inicio. Salvo que fuera por una situación física -terminó lesionado- delicada, no se entendía que el italiano no conformara el once titular ante un rival de las características del Oviedo y siendo el máximo goleador del equipo. El transalpino volvió a demostrar que el Córdoba cambia con él y anotó el primer gol. No solo pudo marcar alguno más, sino que su inclusión obligó a un cambio de fisonomía que le sentó bien al Córdoba. 

ANDRÉS MARTÍN / REVELACIÓN DE LA TEMPORADA

No es un diez en nada, pero sí un siete en todo, y tiene gol

Andrés Martín continúa siendo la revelación de la temporada. Y eso que, como dice alguno, no destaca en nada. Es cierto. No tiene gran corpulencia, por lo que le es casi imposible jugar de espaldas; tampoco presume de tener un regate eléctrico, pero es complicado de fijar. Ni puede situarse de extremo puro ni de futbolista que se pelee por dentro. El sevillano no es un diez en nada, aunque sí muy efectivo en todo. En lo único en lo que es brillante es en lo que más se paga: el gol. El zurdazo que significó el empate, ayer en el Carlos Tartiere, define a la perfección lo que es el chaval del Córdoba.

Noticias relacionadas
REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde.

Servicios