+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MUNDIALES DE GWANJU

Un póker en el podio

La selección nacional acaba el Mundial de Gwanju con cinco medallas. Ona y el waterpolo tapan el discreto papel en natación

 

Ona Carbonell. - EFE

Antonio Raya Antonio Raya
28/07/2019

El mejor puesto de la natación española en los Mundiales de Gwangju llegó el último día y en el 400 estilos, pero no de la mano de Mireia Belmonte, eliminada por la mañana, sino de la mano de Joan Lluís Pons. El mallorquín logró la cuarta plaza en la final masculina al nadar en 4:13.30, 25 centésimas más rápido que su anterior récord de España, establecido en la final de los Juegos de Río.
Así acabó la participación española en los Mundiales de Gwanju, con un balance de cinco medallas (cuatro platas y un bronce). En natación artística llegaron tres, gracias a las platas de Ona Carbonell en solo técnico y libre y al bronce del highlight que también contó con Ona.
Las otras dos platas las consiguieron las selecciones masculina y femenina de waterpolo, toda una gesta, pues por primera vez en la historia llegaron estas dos selecciones a las finales de un mismo campeonato mundial. Ambos equipos consiguieron además una plaza para los Juegos de Tokio. Una tercera final jugó la selección femenina de waterpolo playa, una modalidad de exhibición cuyo metal de plata no subió por ello al medallero.
La nota amarga por sus resultados los proporcionaron los saltos, tantos los tradicionales en piscina como los de gran altura que se realizan en aguas marinas.
Tampoco estuvo a la altura del evento la natación, ya fuera la de aguas abiertas o la de piscina. Una plaza olímpica, gracias a la octava plaza de Alberto Martínez en el 10 kilómetros, fue lo mejor en aguas abiertas.
En la piscina llegaron tres finales, dos con Mireia Belmonte (octava en 800 y 1.500 libres) y la citada cuarta plaza con récord nacional de Joan Lluis Pons en 400 estilos. Los otros siete nadadores acumularon unos resultados discretos. Hasta Jessica Vall, habitual en los primeros puestos en años anteriores.
El propio Fred Vergnoux, entrenador jefe del equipo español, además de preparador de la gran estrella española, Mireia Belmonte, admitió que la selección nacional «puede aspirar a mucho más». Menos de un año queda ya para los Juegos. Entonces tendrá lugar el examen final de este ciclo olímpico.

Temas relacionados
 
REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde.

Servicios