+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BALONMANO / EUROPEO DE CROACIA

El oficio de Espala vale un pase

Los Hispanos doblegan por dos goles a Hungría (25-27) en un partido muy igualado

 

Joan Cañellas disputa un balón ayer ante un rival húngaro. - AFP

JAVIER VILLANUEVA (EFE)
16/01/2018

La selección española de balonmano certificó su clasificación para la segunda ronda del Europeo de Croacia, tras imponerse este lunes por 25-27 a Hungría en un durísimo encuentro, en el que los españoles se impusieron gracias a su mayor oficio. Circunstancia que no desaprovechó el conjunto español para conservar los dos goles de ventaja (21-23) con los que entró en los últimos diez minutos de encuentro y que permitieron a los de Jordi Ribera alzarse con un triunfo que vale una clasificación.

Un extraordinario resultado que no puede ocultar los enormes problemas que tuvo la selección española, que vio como el pivote Gedeón Guardiola tuvo que abandonar la pista lesionado en tobillo, a a causa de sus dificultades para dotar de velocidad a su juego ofensivo.

ADRIÁ FIGUERAS, DECISIVO / Un circunstancia en la que influyó decisivamente la salida a la pista del pivote Adriá Figueras, un jugador más móvil que Julen Aginagalde, y que con sus constantes desplazamientos sobre la línea de seis metros logró dar por fin salida. Tres goles casi consecutivos de Figueras permitieron a España abrir mediada la primera mitad una pequeña brecha de dos tantos (5-7) en el tanteador, que hacía albergar la esperanza de un escapada del equipo español.

Pero bastó que los Hispanos rebajaran mínimamente su velocidad para que Hungría, ahora sustentada en los lanzamientos de Zsolt Balogh, para que los magiares equilibraran nuevamente (7-7) el tanteador.

Una dinámica que se repetiría hasta la conclusión del primer tiempo, en el que se sucedieron las escapas y las remontadas de españoles y húngaros en el marcador, en función de la fluidez y continuidad que los hispanos lograron dar a su juego ofensivo.Así se pasó de los tres goles de ventaja (7-10) que el equipo español llegó a tener a falta de ocho minutos para la conclusión del primer período al empate 12-12 que figuraba a un minuto para la finalización.

Una igualada que España, que vio como Gedeón Guardiola tuvo que abandonar la pista lesionado en un tobillo en el 26’, logró romper (12-13) con una espectacular doble colgada entre Balaguer y Alex Dujshebaev, que hacía confiar en la mejora del equipo español en la segunda mitad.

Mejoría que llegó con el cambio a una defensa 5-1, que no sólo logró que los laterales magiares no pudieran conectar en carrera con sus laterales, donde son prácticamente imparables, sino que además sirvió para multiplicar las pérdidas de balón del conjunto magiar-. Pero los de Jordi Ribera, lastrados por los errores en el lanzamiento, no supieron aprovechar esta situación para romper el encuentro, lo que les condenó a un nuevo suplicio (17-17) ante unos magiares dispuestos a aferrarse como sea al partido de la mano del pivote Bence Banhidi. Sufrimiento que, curiosamente, comenzó a mitigarse con el conjunto español con un jugador menos sobre la pista por la exclusión de Joan Cañellas, gracias a un parcial de 0-2, que permitió a los Hispanos distanciarse nuevamente (20-22) .

Una ventaja que España supo ya conservar, gracias al perfecto manejo de las superioridades numéricas, como la que permitió a Ferrán Solé remachar a falta de escasos segundos el definitivo 25-27, que sitúa a los Hispanos en la segunda ronda y con dos puntos ya en su haber ocurra lo que ocurra mañana ante Dinamarca.

REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde.

Servicios